FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

14/10/2019

Latinoamérica: se prevé menor crecimiento

La calificadora bajó su pronóstico de crecimiento, de 1,9% que hizo en el primer trimestre el año, a 0,7% para 2019. El peso de la Argentina.
La crisis argentina, la volatilidad global y la de cada país de la región, determinaron que Fitch bajara su perspectiva de crecimiento.

La consultora Fitch Ratings bajó las perspectivas de crecimiento para Latinoamérica y el Caribe. La decisión se basó por problemas externos, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los problemas económicos de la Argentina y los propios de cada país de la región.

Fitch pasó de prever un crecimiento del 1,9% en el primer trimestre del año, a un 0,7% en la actualidad para el año 2019.

Entre las razones, la agencia internacional advierte que un crecimiento global y de China más lento, la inestabilidad de los precios de las commodities (que van de la mano de un aumento del proteccionismo comercial), son un desafío para América latina.

Además, «los efectos negativos derivados de la profundización de la crisis argentina y las incertidumbres políticas de reformas específicas de cada país también pesan sobre la confianza doméstica y la actividad en los países vecinos», señala Fitch

Señala también que es limitada la posibilidad de que los países puedan realizar reformas económicas y fiscales para aumentar la productividad y la inversión, reducir los déficits y estabilizar la deuda soberana.

Como ejemplo, indica que la crisis argentina plantea interrogantes sobre hacia dónde va el país y sobre el cumplimiento del acuerdo con el FMI. Por lo que la calificación CC de la deuda refleje un nuevo problema en el cumplimiento de los compromisos con los acreedores.

Fitch señala que la reforma previsional de Brasil fue un avance para mejorar las finanzas del país, pero que no es suficiente. La rebaja de México a BBB se debe a la incertidumbre política local y al deterioro del perfil crediticio de Pemex.

«La perspectiva de crecimiento suave, un entorno de baja inflación (excepto en Venezuela y Argentina), combinado con expectativas de inflación ancladas y un panorama de política monetaria expansiva a nivel global ha abierto espacio para un alivio monetario», dice el informe.

Y agrega: «Los bancos centrales en Brasil, Chile, México y Perú ya han recortado las tasas. Sin embargo, los amplios déficit fiscales y desafiantes dinámicas de deuda seguirán pesando en la flexibilidad fiscal, limitando la capacidad de varios gobiernos en la región para estimular la demanda interna».

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario