FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

15/06/2014

Otro relato que se acaba | Endeudarse: el plan de fin de ciclo para evitar la crisis

El desendeudamiento ya fue. Las provincias tomarían US$ 5 mil millones antes de fin de año. Se abriría el camino a la Nación, que abandonará el desendeudamiento a más tardar a comienzos de 2015. Por Paola Quaín (*)

 

0615_deuda_crisis_cedoc.jpg_1853027552

A un día de que la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos defina qué hará con la apelación de la Argentina en el litigio con los fondos buitre que reclaman cobrar US$ 1.300 millones, gobernadores, analistas y hasta funcionarios admiten que, pase lo que pase, de una forma u otra quedará atrás la discusión por el default y comenzará a tomar forma, por dísitintas vías, la vuelta del país a tomar deuda externa para alejar así los fantasmas de una crisis de reservas. Las provincias y la Ciudad de Buenos Aires se preparan para colocar deuda en el mercado internacional por unos US$ 5 mil millones en lo que resta de 2014, y abrirán el camino para que la Nación termine de arriar las banderas del desendeudamiento y vuelva vencida a pedir la mano del capital financiero, tras haber cumplido con todos los requisitos de buena conducta que le reclamaban.

En caso de que el máximo tribunal norteamericano tome el asunto o pida consejo al gobierno de ese país, las administraciones del interior, hoy sedientas de fondos, serán las primeras en buscar dólares frescos del exterior y permitirían a la Nación testear qué tasa consiguen para una colocación de deuda soberana que en la City esperan recién para el pimer trimestre de 2015. Si los magistrados rechazan tomar la causa, “habrá problemas” pero en el mercado prefieren ser optimistas.

Con un nivel de reservas a fin de año estimado por el Banco Central en US$ 28 mil millones –al viernes en US$ 28.831 millones– y un dólar oficial que deberá acompañar a la inflación sumando presión a ese escaso número de divisas, el equipo económico, que emprendió en los últimos meses el regreso al endeudamiento, tendrá mañana una panorama más claro. Y además, las emisiones de deuda subsoberana (como se llama a las deudas provinciales en la jerga financiera) impactarían positivamente en las arcas de la entidad presidida por Juan Carlos Fábrega, descomprimiendo el mercado cambiario.

0615_financiamiento_deuda_perfil_g

Aun así, el ministro de Economía, Axel Kicillof, ya marcó el cambio de ciclo al señalar que “no se puede vivir de contado” y que no descarta renegociar el Boden 2015 por US$ 5.800 millones, porque “los instrumentos no son ni de izquierda ni de derecha”. Atrás quedaron los días donde la bandera era “vivir con lo nuestro”.

Back to the debt. Después de un 2013 en que las provincias emitían deuda en pesos atada a la tasa de devaluación (dollar linked), operaciones aprobadas con cuentagotas por la Nación, hoy los encargados de finanzas están esperanzados en que, por la falta de dólares en la economía, se autoricen más colocaciones en esa moneda. La Ciudad puede hacerlo porque no está sujeta a la Ley de Responsabilidad Fiscal.

José Vargas, director de Evaluecon, consultora que asesora a siete provincias, detalló que pidieron autorización al ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires, que pidió autorización por US$ 1.000 millones. Al respecto, Silvia Batakis, ministra de Economía bonaerense, dijo el viernes que “la provincia de Buenos Aires tiene los niveles de endeudamiento más bajos del mundo” aunque hace semanas dio marcha atrás con una emisión para no convalidar un costo de 12%.

También solicitaron permiso Neuquén por US$ 500 millones; Chubut, US$ 300 millones; Chaco, US$ 300 millones; San Luis, US$ 500 millones; Mendoza, US$ 400 millones, de acuerdo con Vargas, mientras que, según pudo saber PERFIL, La Rioja, Catamarca, San Juan y Salta analizan una salida a los mercados. “En conjunto, estimamos unos US$ 5 mil millones, que aliviarían la presión sobre las reservas”, afirmó el director de Evaluecon.

En diálogo con PERFIL, Néstor Grindetti, secretario de Finanzas de la Ciudad de Buenos Aires, señaló que ya envió un poyecto de ley a la Legislatura para emitir en la tercera semana de julio unos US$ 890 millones bajo ley extranjera.

La Nación. Con el test de las provincias, la Nación podrá sondear cuán cerca puede estar de una tasa de 8% en los próximos meses. Si todo avanza en estos carriles, se alejarían las chances de crisis, pero entre los economistas se estima que, bajo ese escenario, el Gobierno ajustará menos y compensará sus cuentas con la entrada de dólares, trasladando problemas a la gestión que viene.

Para Federico Tomasevich, presidente de Puente, la vuelta de la Argentina al mercado de deuda internacional incluso podría llegar a fin de 2014, aunque sociedades de Bolsa consultadas creen que se demorará un poco más en función de las novedades que provengan de la causa contra los fondos buitre.

Aun así, bajo un esquema favorable, podrían destrabarse líneas de organimos internacionales (hay pendientes US$ 3 mil millones del Banco Mundial). También analizan una posible reestructuración del Boden 2015, que implicaría un alivio para las reservas, que dejarían de girar casi US$ 6 mil millones.

Hay equipo (pro mercado). Más allá de quién gane las próximas elecciones presidenciales de octubre de 2015, inversores, analistas de mercado y economistas coinciden en que el próximo gobierno “será pro mercado”, si se mira a los candidatos que por el momento tienen más chances de llegar a la Casa Rosada.

En el caso del diputado Sergio Massa, el equipo que lo acompaña está compuesto por Martín Redrado, ex presidente del Banco Central, ex secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales y ex presidente de la Comisión Nacional de Valores, habituado a giras internacionales e interlocutor de fondos de inversión ávidos de prestarle al país. Los ex ministros de Economía Roberto Lavagna y Miguel Peyrano, y Ricardo Delgado, director de Analytica, completan el equipo.

Daniel Scioli, en tanto, además de su equipo económico, sumó el apoyo del ex presidente del BCRA Mario Blejer y el del economista Miguel Bein, a quienes presentó el lunes pasado en un hotel céntrico. Por último, Mauricio Macri hoy se respalda en el equipo liderado por su ministro de Finanzas, Néstor Grindetti, y el jefe del Ciudad, Rogelio Frigerio.

 

(*) Publicado en la edición 896 del Diario PERFIL del domingo 15 de junio de 2014