FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

27/02/2015

Griesa pide a bancos datos sobre emisión de deuda

Economía lo niega, ante la rápida reacción del juez estadounidense. Entretelones. Cuáles son los pasos que planea dar el Gobierno nacional.
THOMAS GRIESA. Juez estadounidense.

El gobierno nacional salió a aclarar que -por ahora- no analiza colocar deuda, luego de que el juez de Nueva York Thomas Griesa ordenó a dos bancos internacionales entregarle datos sobre una eventual nueva emisión.

Sucede que Griesa reaccionó rápido luego de que medios reflejaran que el gobierno evaluaba lanzar una colocación para obtener US$ 2.000 millones.

Fuentes del mercado financiero habían dejado trascender que el gobierno argentino analizaba esa colocación del Bonar 2024 con miras a inflar las reservas del Central.

Pero el gobierno lo niega y habla de una postergación que podría deberse a que Economía decidió aguardar el fallo de Griesa del próximo lunes en una nueva instancia del litigio judicial que enfrenta al país con fondos buitres.

Griesa deberá expedirse sobre un pedido del Citibank, para que le permita pagar vencimientos de deuda de títulos emitidos bajo legislación europea. Como hay un pedido de la justicia inglesa para saldar esos títulos emitidos en euros, el juez podría autorizar ese pago parcial, como ya lo ha hecho en anteriores oportunidades.

Asimismo, el juez estadounidense pidió a los bancos Deutsche Bank y JPMorgan entregar los documentos relevantes sobre una nueva emisión de deuda en dólares planeada por Argentina.

El magistrado tomó esa determinación luego de que el fondo buitre NML Capital, de Paul Singer, pidiera que los bancos informaran sobre esa la potencial emisión de títulos Bonar 2024.

Con esa maniobra el fondo buitre busca impedir una emisión de deuda soberana, al conocer que la emisión se emitiría bajo legislación argentina en dólares, para evitar un posible embargo de Griesa.

La agencia Bloomberg había informado esta semana que el Gobierno argentino planeaba emitir US$ 2.000 millones en ese papel y que el JPMorgan y el Deutsche Bank ya estaban recibiendo ofertas. Sin embargo, desde Economía aseguraron a la prensa que no habían ordenado a ninguna entidad ofrecer deuda argentina.

Archivado en: , , ,

 

 

7 pensamientos en “Griesa pide a bancos datos sobre emisión de deuda”

  1. Interesante. El mundo de revés. Un juez municipal de NY dictamina si un banco de Londres puede pagar deuda dentro de su jurisdicción que le ordenan sus tribunales pertinentes.

    Si el Congreso decide por Ley efectuar una emisión de bonos bajo nuestra legislación, Griesa lo considerará en desacato?

    Acá hay un tema jurisdiccional y Griesa tiene una soberana confusión sobre sus alcances.

    Indudablemente es un juez sin muchas luces, según apreciaciones en su propios ambientes judiciales, y cada vez la embarra más.

  2. Sergio
    Creo que el tema ya no pasa por los Estados, estos ya ni son soberanos, y no me estoy refiriendo sólo al caso local.
    La globalización y sus yerbas asociadas han colocado por encima de todo los intereses de las grandes corporaciones en formas que ya Adam Smith advertía.
    Antes era el Estado el único que poseía y disponía del monopolio de la fuerza para imponer la ley ante los individuos. Hoy eso esta en otras manos que disponen de sus propios ejércitos privados como Blackwater y similares y el derecho internacional hoy es un resabio del pasado.
    Las riquezas del país, energía, minerales, etc., eran del Estado y este disponía de ello para asegurar las riquezas de sus habitantes. Hoy es Estado esta para asegurar que las ganancias y riquezas siempre queden en manos privadas y las pérdidas privadas sean repartidas democráticamente entre los ciudadanos.

    Alguien diría te quedaste en el ’45.

  3. Georges Feldman

    Si tenes ganas de pagar deudas privadas transferidas al Estado de Techint, Fortabat, Clarín, del Proceso, de las pesificaciones asimétricas de MendiCurren a empresas, los Seguros de Cambio de Mingo, el Plan Brady, el MegaBlindaje y el recontracanje, deuda sin documentación respaldatoria, etc. vos anda tranqui, pone ese «pechito argentino» como el mejor hijo de la pavota que yo te cubro.
    Además seguro que esos grupos beneficiados, que son siempre los mismos, te van a aplaudir por un «acto tan patriótico» como diría Avellaneda y Mitre cuando garpabamos el de la Baring Brothers que fue una estafa de pizarrón.

  4. Daniel
    Georges solo da un consejo paternal, el mismo que nos daría también Paul Singer, dado que seguramente debe ser un inversionista de EML o asociado a ATFA .

  5. Carlos
    Vamos a un caso concreto que ilustra la preocupante ignorancia de Georges sobre el tema y su historia, él desconoce realmente que paga, ni porqué, su opinión es «in dubio pro» garpar, cuando debe ser al revés …

    La crisis del 2001, visible para los grandes grupos que eran los únicos que disponían de crédito entonces, operó así.
    Desde el año 1999, con una recesión imperante de años atrás, los grandes grupos empezaron a tomar deuda local, los ahorros de la pobre doña Rosa, y girarlos prolijamente al exterior provocando la iliquidez de la «banca privada amiga» que en muchos casos pertenecía al grupo total o parcialmente.

    No era extraño para el conocedor observar por un lado un inesperado incremento en los «giros de utilidades y dividendos» llamativamente muy superior a otros años de bonanza.
    Esto vaciamiento premeditado de liquidez bancaria era observado por otro lado en la enorme masa de redescuentos que debía manejar el BCRA y que es la que apreta al pelado para que imponga el corralito, (ese último Jueves de Noviembre del 2001, cuatro bancos privados, dos extranjeros, en la reunión semanal del BCRA le tiran la genial idea).

    Números concretos, de los casi 14.000 millones de verdes de deuda empresarial bancarizada e hiperconcetrada del balance del BCRA de fines del 2001, casi un 10% eran sólo del Grupo Clarín y habían sido girados al exterior.
    Gracias a MendiCurren y su pesificación asimétrica, Clarín devolvió en Abril del 2002 esa misma cifra pero en pesos, con un verde que valía casi 4.

    No sería ideal por lo menos pedirle a Georges Feldman que gatille él los casi 1030 milllones de verdes que se embolsó ese grupo con un solo decreto y que como te imaginarás la «diferencia» pasó a engrosar la deuda pública?

    Se entiende además porque este es un tema que muchos «medios» prefieren ignorar?

    Querido George me lo explicas please?

Los comentarios están cerrados.