FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/04/2015

Automotrices, entre anuncios y suspensiones

Nuevo modelo de Honda, recortes en Fiat.
FIAT. La planta brasileña Ferreyra continuará con las suspensiones de personal.

Por estos días, la industria automotriz es reflejo del cruce entre el presente y el futuro. La compañía Honda Argentina inició formalmente la producción en serie de su modelo “HR-V” en su planta industrial de Campana, luego de una inversión que llegará a 21 millones de dólares, de los cuales hasta el mes pasado se habían ejecutado 18 millones. Se trata de otra empresa del ramo que pone en marcha proyectos pensando en el mediano plazo. En Fiat Auto Argentina, en tanto, todavía padecen la coyuntura: dieron a conocer nuevas suspensiones de trabajadores producto del parate en la demanda brasileña.

La manufactura del HR-V se hace bajo un esquema mixto que combina el ensamblaje “CKD” (es decir, mediante el armado de piezas y estampados importados desde Brasil) con soldadura semiautomatizada, armado de la estructura y pintura, más una línea de montaje de cuatro etapas bien definidas.  Además del alto contenido de mano de obra local, utiliza algunos componentes de origen nacional, algunos de los cuales se utilizaban ya en el modelo anterior, City.

Con ello, el porcentaje de integración regional alcanza un 21%.
Por su parte, la terminal cordobesa de Fiat suspendió el viernes a los empleados de dos sectores “por problemas de abastecimiento de piezas” en Brasil. La compañía admitió que el cese del trabajo del personal podrían “repetirse por la situación del mercado brasileño y por restricciones” a las importaciones, a raíz de las trabas cambiarias, en una postal de todo el sector.

Nota publicada en la edición impresa del diario PERFIL.

 

 

4 pensamientos en “Automotrices, entre anuncios y suspensiones”

  1. Recién algunas automotrices ante las trabas a las importaciones están planeando inversiones locales.
    Aclaro que esto de las DJAI, más bien su manejo arbitario, resulta totalmente absurdo.

    Pero llegar a un 21% de Integración tras dos décadas de Régimen Preferencial Automotriz que le cuestaron muchísimo al bolsillo de los argentinos no es un déficit elevado y un fracaso evidente de este régimen que engordó muchos bolsillos?

  2. Sergio

    Muchos bolsillos te diría que no, más bien unos pocos del sector automotriz que pudieron disfrutar de un monopolio de facto teniendo al ciudadano común cautivo y sin posibilidad de importar por su cuenta, como cuando existían los cupos.
    Esto les permitía, y de hecho permitió, que las automotrices fijaran los precios que se les cantaran y en épocas del dolar clavado en $ 3 ajustaran los precios según la inflación interna de vehículos que, como descubrimos hoy, eran totalmente importados por lo que el costo durante todo ese tiempo que el verde estuvo fijo fue el mismo.

  3. Este proceso en la década pasada fue claramente ejemplar sobre el robo orquestado por la industria automotriz con su régimen preferencial.
    Con vehículos fabricados 100% en Brasil se daba que ellos devaluaban el real, por lo que en verdes el costo se abarataba, sin embargo la filial local que los importaba por intrazona ajustaba los precios hacia arriba siguiendo el ritmo inflacionario local por lo que aumentaban los márgenes de ganancias por las dos puntas.

Los comentarios están cerrados.