FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

09/06/2015

La Cámara podría resolver la apelación de la Argentina recién en el próximo gobierno

La medida que el Gobierno presentó para que los acreedores conocidos como “me too” no puedan exigir los mismos derechos que lograron los fondos buitre en Nueva York podría dictaminarse en enero.
El juez Thomas Griesa. | Cedoc

Por Paola Quain (*)

La apelación que la Argentina presentará sobre la determinación que el juez Thomas Griesa tomó el viernes en la que permitió que los acreedores conocidos como “me too” puedan exigir los mismos derechos que lograron los fondos buitre en los tribunales de Nueva York, “podría tener una resolución recién en enero próximo, luego del cambio de gestión”, según la estimación de Marcelo Etchebarne, socio de Cabanellas Etchebarne Kelly, quien agregó que el monto reclamado podría llegar como máximo a unos US$ 10,500 millones.

De acuerdo con los cálculos del estudio, al monto reclamado por los fondos NML y Aurelius, de US$ 1.600 millones, teniendo en cuenta intereses, se sumaron los nuevos US$ 5.400 del viernes, y la cifra podría extenderse hasta alcanzar unos US$ 8.000, de los cuales US$ 6 mil millones corresponden a litigios originados en los reclamos por el pari passu.

“A esos US$ 8 mil millones, se les pueden sumar entre US$ 2 mil y US$ 2.500 millones de causas que están en los tribunales norteamericanos, dentro de los cuales podrían encontrarse causas inactivas”, agregó Etchebarne.

Para el especialista en reestructuraciones de deuda, es posible que la apelación que el Ministerio de Economía planea presentar, según comunicó horas después de conocerse la determinación del magistrado, tenga bajas chances de ganar. «Creo que van a conceder la apelación pero que difícilmente reviertan el resultado ya que la sentencia esta bien fundamentada”, afirnó. Espera que en los próximos días, tal vez semanas, tanto el Estado como los fondos presenten escritos ante la Cámara, y estimó que esa resolución tardará meses, “tal vez llegue en el arranque del próximo año«.

Para Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas, el Gobierno cometió un error al no sentarse a negociar. “Se debía encapsular el fallo de Griesa en los US$ 1.300 millones iniciales, y lanzar un tercer canje para el resto de los acreedores para evitar esta situación”. Además de NML Capital, el escrito del juez menciona a numerosos fondos, entre ellos: FFI Fund, Blue Angel, Lightwater Corp., Old Castle Holdings, Settin, Adami, Dorra y Beloqui.

 

(*) Este artículo fue publicado en la edición N° 998 de Diario Perfil.