Galería.">

FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

31/05/2016

Las cinco definiciones de Mauricio Macri sobre el «segundo semestre»

Con fuerte descrédito de la oposición y hasta con propios vaivenes de opinión, el Gobierno se prepara para un momento crítico para su programa. Galería.
Mauricio Macri, y el prometido "segundo semestre".

El Gobierno asumió el poder del Estado nacional con fuertes problemas deficitarios en distintos aspecto de la economía. En pocos meses usaron esto como fundamento para aplicar diversos ajustes y subas de tarifas para, como ellos justificaron, «sincerar la economía«. En este camino, y ante la presión de la opinión pública, la Administración de Mauricio Macri prometió una «drástica» baja en la inflación para el «segundo semestre«.

La vicepresidenta Gabriela Michetti fue una de las primeras en poner en duda la propia versión oficial. Este lunes aseguró en diálogo con Radio Nacional que «la salida» de hacia la mejora económica será en recién en 2017. «Siempre decimos que vamos a empezar a ver algunas luces este año, que nos indican que estamos en un túnel duro y difícil, pero que tiene salida. Y que estamos yendo para la salida y no para cualquier lado. Pero también es cierto que esa salida va a ser el año que viene«, sostuvo.

El Gobierno de Macri tiene varios frentes por resolver a un mes de la llegada de la fecha crítica: la reactivación del consumo, una fuerte baja en la inflación, controlar el déficit fiscal, combatir el desempleo, y la posible repercusión por la crisis brasileña, entre otros factores.

Por otra parte, la llegada de capitales que se esperaba tras anuncios tales como el fin del cepo al dólar o el acuerdo con los holdouts, no dio los resultados esperados ni la lluvia de inversiones en dólares, hecho admitido por el propio gabinete económico.

De momento, y desde las primeras semanas de Gobierno, se viene prometiendo que el «segundo semestre» será el repunte económico tan esperado por todos. El 20 de marzo pasado (a 100 días de inicio de su gestión), Macri destacó que la «inflación va a bajar drásticamente en el segundo semestre». Un mes después, especificó que «en el segundo semestre se comenzarán a ver resultados claros del trabajo llevado a cabo por el Gobierno para dar batalla al flagelo de la inflación». El 3 de mayo, el presidente volvió a remarcar la baja «drástica» de la inflación para el segundo semestre.

Sin embargo, el discurso cambió levemente su graduación de esperanza, cuando, semanas después, ante trabajadores de Cresta Roja, el jefe de Estado aseguró que «en un año vamos a ver los frutos de este camino«, contrario a lo que se venía sosteniendo. A esta postura, parece alinearse lo expresado por Michetti esta semana.

No obstante, en el Tedéum del 25 de mayo, el lider de Cambiemos pareció recobrar el optimismo en su programa económico y volvió a remarcar: «El segundo semestre va a ser mejor, créanme. La inflación va a bajar drásticamente. La rueda se está empezando a mover, confíen que vamos por el camino correcto y las cosas van a funcionar».

Para el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, la «ansiedad» es generada por los periodistas y no es padecida por la gente. «Todas las medidas que estamos tomando tienen su tiempo de maduración, entiendo la ansiedad, lo veo en la cara de ustedes (los periodistas), no tanto en las caras de la gente, pero lo veo en la cara de ustedes, estas medidas las vamos tomando porque creemos que es el camino correcto», expresó el funcionario.  El viernes pasado, ratificó la postura del Ejecutivo de las mejores perspectivas que representará para el país «el segundo semestre» del año, y señaló que el «panorama ya está cambiando», aunque destacó que «no se nota, porque estamos en un punto de inflexión, donde hay sectores que están todavía muy golpeados como consecuencia del proceso el gobierno anterior».

Por último, el secretario de coordinación ministerial de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, aseveró que en el segundo semestre de este año los precios caerán significativamente y reiteró que no tiene dudas de que el momento «más duro para el bolsillo de la gente será este segundo trimestre que estamos transitando». “Estamos convencidos de que esto va a pasar en el segundo semestre, es una convicción basada en datos, en hechos. Las razones de fondo que generan inflación están siendo corregidas”, sostuvo.

Sus cinco promesas sobre el «segundo semestre»:

  • 20 de marzo | «La inflación va a bajar drásticamente en el segundo semestre».
  • 20 de abril | «A partir del segundo semestre se comenzarán a ver resultados claros del trabajo llevado a cabo por el Gobierno para dar batalla al flagelo de la inflación. Estamos encarando este problema y en el segundo semestre se van a empezar a ver resultados claros».
  • 3 de mayo | «La inflación va a bajar drásticamente en el segundo semestre».
  • 21 de mayo | «En un año vamos a ver los frutos de este camino».
  • 25 de mayo | «El segundo semestre va a ser mejor, créanme. La inflación va a bajar drásticamente. La rueda se está empezando a mover, confíen que vamos por el camino correcto y las cosas van a funcionar».
Archivado en: , , ,

 

 

15 pensamientos en “Las cinco definiciones de Mauricio Macri sobre el «segundo semestre»”

  1. Me gustó lo de “sincerar la economía“, porque más que sinceramiento parece que la transformaron en un afano con una brutal transferencia de recursos de desde la clase media hacia grupos concentrados y sectores privilegiados.
    Lo de baja “drástica” se debe en realidad a efectos indirectos, porque siguen arrojando gasolina al incendio a través de aumentos tarifarios y de servicios como es el caso de las prepagas que ya lograron un 32% ya acordado hasta Julio y van por más para lo que resta del año con la idea de redondear un 50%.
    Un efecto que plancha la inflación por el momento es la compresión de la puja inflacionaria por parte de los sectores concentrados de producción de bienes ante la abrupta caída de demanda que no les deja margen para nuevos aumentos.
    Según sectores los porcentajes de caídas de ventas llegan a alarmantes cifras del 40%
    Así que cuando apenas asome alguna expectativa de reactivación, aunque sea un mínimo soplo para la clase asalariada vía paritarias, volverán a la carga.

  2. ¿ Y por qué la «hormiguita» Ocaña no va a la OFICINA ANTICORRUPCIÓN ? En lugar de una del propio partido… Y a la AFA que vaya Laura Alonso.

  3. EL SEGUNDO SEMESTRE SEGUN LOS DICHOS DE LA VICEPRESIDENTA EMPIEZAN EN JULIO DEL 2017, ERGO «NOS SIGUEN MINTIENDO», PORQUE NO TIENEN UN PLAN ECONOMICO Y LA VERDAD EL «AJUSTE» AOLICADO POR ESTE GOBIERNO SE HACE SENTIR CON DESESPERACION Y ANGUSTIA EN LA VIDA DE LOS TRABAJADORES.

  4. Sinceramente me parece patético que utilicen recursos metáforicos postergadores e ilusorios como «un tunel oscuro que estamos atravesando», eso indica claramente el concepto que tienen de la clase trabajadora como una masa ignorante y estúpida a la que se le puede decir cualquier pavada y se quedará tranquila. Me parece que esta gente no tiene ni la mas mínima idea de como resolver los problemas de las clases de menos recursos y seguirán postergando y escapando por un costado con frases exculpadoras como «la pesada herencia» y dilatadoras como «el segundo semestre» o el «año que viene»… no estoy hablando de una «bomba a punto de estallar» como algunos dicen, creo que se trasluce de esta gestión que no hay un plan orientado a los trabajadores, no hay plan, simplemente son paleativos y exculpadores para gestionar a favor de sus propios intereses…

  5. Cuanta gente que ni se molestó en leer:
    «El Gobierno de Macri tiene varios frentes por resolver A UN MES DE LA LLEGADA DE LA FECHA CRÍTICA»

  6. Pedro
    Es una técnica dilatoria similar a la famosa «Trickle DownTheory» o «Teoria del Goteo o Derrame» neocon.
    Que básicamente es cuando el 5% acá tenga el control absoluto de la economía algo dejarán derramar hacia abajo.
    No es que no tengan las mínima idea para resolver problemas económicos de las clases de menos recursos e inclusive de la clase media, directamente no es su objetivo y las respuestas que dan contienen cierta cuota de cinismo.
    No existen problemas económicos, y menos en Argentina, los problemas pasan por lo político y la decisión de resolverlos y acá esta la cuestión.

    Pero si tenés un Populismo para Ricos para un privilegiado 5% las soluciones son inmediatas, (quitas subsidios, aumentos descontrolados de servicios, enormes transferencias de recursos desde los sectores asalariados, etc.), y a «esperar, darles tiempo y dejarlos gobernar» para el resto aunque esos sectores no lleguen a fin de mes.

    Ya el discurso actualizado apunta a promesas de mejorías recién para mediados del año que viene, pero hilando fino los presupuestos que manejan demuestran que ni ellos son tan optimistas más allá del discurso mediático.
    Quizás para el año que viene esbozarán un «estamos mal, pero vamos bien» en este revival de los ’90.

  7. Ale:
    «El Gobierno de Macri tiene varios frentes por resolver a un mes de la llegada de la fecha crítica: la reactivación del consumo, una fuerte baja en la inflación, controlar el déficit fiscal, combatir el desempleo, …»
    Creo que ni te fijaste en los presupuestos anuales proyectados que manejan, si lo hicieras comprobarás que tienen planificado solventar un déficit fiscal constante con mayor endeudamiento hasta el 2019.
    Si te pones a pensar este vivir de prestado generará una carga adicional de intereses que afectará a futuro una parte importante de PBI. Cosa que no sucedía hasta ahora porque el aislamiento de los K provocó como efecto secundario una relación deuda externa / PBI muy baja que hasta el mismo Alfonso, casi al pasar y a regañadientes, reconoció en conferencias recientes.

Los comentarios están cerrados.