FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

12/09/2016

Deflación para el mes de agosto en la ciudad de Buenos Aires

Así lo indicó el último Índice de Precios del Consumidor del último mes, debido al freno que la Justicia le puso al aumento tarifario del gas. El informe completo.

De acuerdo con el informe oficial, en lo que va del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la Ciudad de Buenos Aires retrocedió un 0,8% durante agosto, luego de que la Corte Suprema  frenase la suba de la tarifa del gas.

El IPC acumula un incremento del 31% y la trayectoria interanual de este indicador se desaceleró hasta 43,5% (3,7 puntos porcentuales por debajo del mes previo).

La Dirección de Estadística y Censos explicó que «la tasa de variación mensual del Ipcba estuvo afectada por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que resolvió que las tarifas residenciales de gas por red debían retrotraerse a los valores vigentes al 31 de marzo, dejando sin efecto el aumento que había entrado en vigencia a partir del 1 de abril«.

IPC Ciudad by Julián D’Imperio on Scribd

En ese sentido, señaló que «al tratarse de una medida retroactiva, se aplicó para todos los días del mes de agosto el cuadro tarifario de marzo», y agregó que «siguiendo las prácticas internacionales en la materia, no se contemplaron los reembolsos de períodos anteriores».

Si se excluye el impacto de la caída en las tarifas de gas por red, la variación del nivel general alcanza 0,9% mensual, «marcando así una desaceleración respecto de los meses previos y siendo el menor registro desde la publicación de este indicador», remarcó el informe.

Entre los rubros más significativos, Alimentos y bebidas no alcohólicas subió 0,9% mensual y 27,2% en el acumulado anual; en Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles -9,5% y 50,6%; en Salud 1,1% y 28,4%; en Transporte 0,7% y 34,9%, y en Educación 1,1% y 30,3% respectivamente.

 

Archivado en: , ,

 

 

6 pensamientos en “Deflación para el mes de agosto en la ciudad de Buenos Aires”

  1. Acá hay una cuestión que resulta muy importante aclarar. Se deben distinguir los conceptos de variación de precios e inflación, ya que no son sinónimos. Lo que el IPC refleja es una variación de precios. Para afirmar que verdaderamente nos encontramos ante un contexto deflacionario, se necesita que la caída sea sostenida en el tiempo. En otros términos, una caída mensual de precios, no implica que nos encontremos en un sendero descendente a nivel inflacionario. Habrá que estar atentos a la evolución del índice en los próximos meses.

  2. La «magia» de Todesca.
    Cuando hubo tarifazo el impacto en la inflación en la práctica no se percibió en los números que mostró este «IndeK II», e incluso así lo aseguraron varios conspicuos funcionarios en los medios.
    Ahora que frenaron parcialmente exclusivamente en el caso del Gas, no en el resto, resulta que el impacto o influencia en el IPC resulta ser del orden de dígito.

    Tata, la deflación es la inversa, es decir la caída generalizada de los precios. En algunos casos puede ser estacional, o supuestamente en este «nuevo» dibujo debido a la anulación momentánea del tarizafo de gas.
    La deflación en el tiempo no es un buen síntoma dado que decrece la espectativa de consumo de los usuarios, al esperar que los precios sigan cayendo y se detienen las ventas. Pero no es este el caso.

Los comentarios están cerrados.