FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

22/10/2016

Divorcios retroactivos y crisis de testaferros, intimidades del proceso

Por Jairo Straccia | Abogados y contadores guardan bajo siete llaves las anécdotas más jugosas en torno al blanqueo de capitales que puso en marcha el Gobierno.
REVELACIONES. "Un o una ex es pero que la AFIP", advierten.

Abogados y contadores guardan bajo siete llaves las anécdotas más jugosas en torno al blanqueo de capitales que puso en marcha el Gobierno. Aquí, un racconto de los fenómenos más jugosos y menos pensados que se están dando en las casas de todos los que tenían fondos en negro y piensan en blanquearlos:

Crisis de testaferros. “El blanqueo es una norma muy generosa, y en el artículo 38 establece los mecanismos para que los testaferros disuelvan su vínculo con los titulares del capital una vez que se produzca la exteriorización”, explica un importante tributarista que asesora interesados de peso. “Hay un montón de testaferros desempleados”, grafica por otra parte un abogado también top, que igual aclara: “Los testaferros saben que tienen un mandato por un tiempo y les pagan muy bien por ello”.

Divorcios retroactivos. Los funcionarios y ex funcionarios no pueden sumarse al blanqueo. “Por eso se están dando casos de separaciones matrimoniales de mutuo consentimiento con efecto retroactivo a antes del 22 de junio, fecha de corte para fijar los bienes a blanquear, lo que le permite al cónyuge ahora divorciado, entrar al programa de exteriorización”, explica, aunque parezca increíble, un contador de renombre.

Riesgo ex. “Los ex son peor que la AFIP”, resume un contador de trinchera. Resumen: si alguien se divorció y había ocultado bienes que ahora blanquea, puede perder una parte importante si se lo reclama su ex, que le saldrá más caro que una multa de la AFIP. Sólo puede zafar si se cumple el plazo de prescripción, que suele ser corto.

Crisis familiares. Hay gente que debe revelar tras décadas que tenía fondos en el exterior y nadie lo sabía. Además, cuando se blanquea para beneficiar a los hijos, y alguno está casado, los fondos se transforman en bienes gananciales y una porción será para yernos y nueras. “Si no, hay que blanquear y luego donar, y así es propio para los hijos”, dice otro contador, siempre en el anonimato. Luego será cuestión de explicarlo en la cena de Navidad.

Nota publicada en la edición impresa del Diario PERFIL.

Archivado en: , , ,

 

 

2 pensamientos en “Divorcios retroactivos y crisis de testaferros, intimidades del proceso”

  1. HOLA CREO QUE EL BLANQUEO ES IMPORTANTE PARA EL PAÍS PERO, CREO QUE LA FORMA NO ES LA CORRECTA, EL PAÍS PASO POR MUCHAS, EL RODRIGAZO, EL ALFONSINAZO, EL CORRALITO Y ES JUSTO QUE LA GENTE DESCONFIE

  2. Maria

    Es una actitud muy ética y un premio enorme para los grandes nabos que durante toda su vida pagaron religiosamente todos los impuestos y obraron como se debía dentro del margen de la ley.

    En cierta manera esto encuadra con el pago/rendición sin cuestionamientos a los Holdouts donde, como típicos argentinos o «argies» como suelde decir, a esta altura supongo que «ex PRO» oriundo de Santa Fe, donde les hicimos un cruel pito catalán al 97% de los bonistas que de buena fe y muy buena onda habían aceptado previamente las quitas y renegociación de la deuda externa.

    Todo un mensaje claro a las generaciones futuras. Nada es casualidad y menos porque estamos como estamos.

Los comentarios están cerrados.