FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

22/03/2017

Blanqueo: la AFIP extiende el plazo para presentar documentación

El organismo conducido por Alberto Abad prorrogó hasta el 17 de abril el término para completar la documentación.
El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad. | DyN.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió hasta el 17 de abril el plazo para presentar documentación relacionado al sinceramiento fiscal, al tiempo que ratificó el 31 de marzo como fecha límite para la adhesión y pago del impuesto correspondiente.

«La AFIP ratifica que hasta el 31 de marzo se deberá abonar la totalidad del impuesto especial que corresponda a la declaración de bienes, o en su caso sustituir el pago con BONAR 2023. En tanto que la documentación faltante se podrá completar hasta el 17 de abril«, informó el organismo. Además advirtió que «vencido el plazo del 31 de marzo no se podrá ampliar el valor de lo declarado».

Archivado en: ,

 

 

7 pensamientos en “Blanqueo: la AFIP extiende el plazo para presentar documentación”

  1. Un 1 a un 2% de la población, sectores con alto nivel de aprobación de las políticas de Cambiemos, y demostrando un «alto nivel de civismo y sensibilidad social», regularizó cifras abultadas superiores al 15% del PBI que habían sido oportunamente evadidas/eludidas al Fisco.
    El nivel de economía marginal en el país no ha registrado cambios de conductas, al contrario se acentuó, y ya varios sectores que siguen en la misma ya tienen agendado un «Blanqueo II»

  2. Coincido especialmente con:

    La AFIP ratifica que hasta el 31 de marzo se deberá abonar la totalidad del impuesto especial que corresponda a la declaración de bienes, o en su caso sustituir el pago con BONAR 2023. En tanto que la documentación faltante se podrá completar hasta el 17 de abril“, informó el organismo. Además advirtió que “vencido el plazo del 31 de marzo no se podrá ampliar el valor de lo declarado”.

  3. Miren… desde una calificación de “muy malo” hasta “muy bueno”, la AFIP le puso nota a 5.666.000 contribuyentes quienes, a partir del próximo viernes 20, con clave fiscal, podrán ingresar al sitio del organismo para saber cómo fueron calificados.

    Los 5,6 millones incluyen a sociedades y empresas, autónomos, monotributistas y trabajadores en relación de dependencia. También a jubilados y pensionados que presentan declaraciones juradas de Ganancias y/o pagan Bienes Personales.

    La modalidad comprende a todos los que tienen un “relación directa” con la AFIP por pagos o presentación de declaraciones juradas o otro tipo de documentación.

    La calificación – que no será revelada salvo al propio contribuyente ya que integra el “secreto fiscal”– tomará en cuenta la historia tributaria del contribuyente de los últimos años, al margen de que haya ingresado o no al blanqueo o haya adherido a la moratoria.

    Y servirá para la toma de decisiones de la AFIP cuando los contribuyentes soliciten un plan de facilidades de pago, ampliación de plazos o cualquier otro trámite o para ordenar las tareas de fiscalización del organismo, explicó ayer en rueda de prensa, el titular de la AFIP, Alberto Abad.

    Por ejemplo, si el contribuyente está calificado de “muy bueno” o “bueno” y solicita un plan de facilidades de pagos, se le podría dar más cantidad de cuotas y la tasa de interés podría ser menor a la de un contribuyente “malo” o “muy malo”, dijo Abad. Además, a contribuyentes con baja calificación la AFIP podría otorgarle facilidades de pago, pero en plazos menores con la posible exigencia de garantías por montos relevantes.

  4. Desde una calificación de “muy malo” hasta “muy bueno”, la AFIP le puso nota a 5.666.000 contribuyentes quienes, a partir del próximo viernes 20, con clave fiscal, podrán ingresar al sitio del organismo para saber cómo fueron calificados.

    Los 5,6 millones incluyen a sociedades y empresas, autónomos, monotributistas y trabajadores en relación de dependencia. También a jubilados y pensionados que presentan declaraciones juradas de Ganancias y/o pagan Bienes Personales.

    La modalidad comprende a todos los que tienen un “relación directa” con la AFIP por pagos o presentación de declaraciones juradas o otro tipo de documentación.

    La calificación – que no será revelada salvo al propio contribuyente ya que integra el “secreto fiscal”– tomará en cuenta la historia tributaria del contribuyente de los últimos años, al margen de que haya ingresado o no al blanqueo o haya adherido a la moratoria.

    Y servirá para la toma de decisiones de la AFIP cuando los contribuyentes soliciten un plan de facilidades de pago, ampliación de plazos o cualquier otro trámite o para ordenar las tareas de fiscalización del organismo, explicó ayer en rueda de prensa, el titular de la AFIP, Alberto Abad.

    Por ejemplo, si el contribuyente está calificado de “muy bueno” o “bueno” y solicita un plan de facilidades de pagos, se le podría dar más cantidad de cuotas y la tasa de interés podría ser menor a la de un contribuyente “malo” o “muy malo”, dijo Abad. Además, a contribuyentes con baja calificación la AFIP podría otorgarle facilidades de pago, pero en plazos menores con la posible exigencia de garantías por montos relevantes.

    Según los datos de la AFIP, la mitad de los contribuyentes están calificados en “muy bueno” y “bueno” y la otra mitad de “regular” para abajo.

    Los principales parámetros que toma en cuenta la AFIP para la calificación son: falta de presentación de declaraciones o juradas incumplimientos en los pagos o en planes de facilidades de pago.

    incumplimientos formales.

    ajustes o correcciones luego de fiscalizaciones situación concursal riesgo crediticio según el Banco Central.

    otros 21 indicadores adicionales Todos estos puntos van a determinar una “ponderación de riesgo” con una revisión permanente. Es que la calificación será revisada todos los meses en función de los cambios en el comportamiento de los contribuyentes. Además los contribuyentes podrán pedir a la AFIP la revisión del puntaje que se le otorgó si consideran que no se ajusta a la real historia tributaria.

    Abad dijo que con este sistema, llamado SIPER, (Sistema de Perfil de Riesgo) la AFIP tendrá parámetros objetivos para la toma de decisiones y también para dirigir las fiscalizaciones sobre empresas y personas. Por ejemplo, en una actividad un mayor porcentaje de fiscalización podría estar dirigido a los contribuyentes con bajo “scoring”.

    En la AFIP esperan que, al tomar conocimiento de la calificación, cada empresa y persona busque mejorarla para disminuir el perfil de riesgo, sabiendo que el “puntaje” tiene implicancias en la relación con la AFIP.

Los comentarios están cerrados.