FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Negocios

11/12/2019

Con su salida a la bolsa, Aramco vale u$s 1,8 billones

La empresa, perteneciente a la familia real saudí, es la más grande del mundo. Apenas salió a la bolsa, sus acciones aumentaron un 10%.
Los principales directivos de Saudi Aramco hacen sonar la campana en el inicio de la rueda en la bolsa de Riad.

En su primer día de salida a la bolsa, la petrolera Saudi Aramco incrementó su valor bursátil a u$s 1,8 billones (es la empresa más grande del mundo) ya que sus acciones se incrementaron un 10%, el máximo permitido, en la primera jornada de cotización en la bolsa de Riad, capital de Arabia Saudita.

Si bien la compañía, que es propiedad de la casa real saudita, no alcanzó el valor que se esperaba, de u$s 2 billones, se cree que lo logrará si el apetito por sus acciones sigue a este ritmo.

En pocos minutos, estos papeles, que representan un 1,5% del total accionario de la firma, subieron 85 centavos de dólar y alcanzaron los u$s 9,5 por acción apenas el presidente de la petrolera, Amin Nasser, hizo sonar la campana de la bolsa de Riad (a las 10.30 hora local, 7.30 GMT). El precio inicial había sido estimado en u$s 8,5 por cada acción.

En total, la empresa indicó haber alcanzado los u$s 25.600 millones, todo un récord mundial, ya que hasta este día la que más había logrado fue la china Alibaba, que llegó a u$s 25.000 millones cuando comenzó a cotizar en Wall Street.

Los especialistas señalan que no se llegó a alcanzar un valor bursátil de u$s 2 billones previstos por la baja del precio del petróleo y la inestabilidad de la región. Tan es así, que los principales compradores de las acciones fueron inversores locales o regionales, pero pocos de las plazas occidentales.

Un directivo de Aramco señaló que un total de cinco millones de inversores habían adquirido las acciones. Con la presentación de la petrolera, la bolsa de Riad, con su índice Tadawul, se integró como uno de los diez mercados bursátiles más grandes del mundo.

Lo obtenido por la venta de las acciones será destinado a diversificar la economía saudita, que depende mucho del petróleo, y para obras de infraestructura en el país, pero fuera del sector de hidrocarburos, uy más volcado al turismo y al ocio. El problema que tienen estos sectores son las tradiciones musulmanas, que hacen que sea un país con leyes estrictas muy distintas al modo de vida occidental.

Sin embargo, algunos observadores indican que en realidad lo recaudado servirá para cubrir el déficit de Arabia Saudita por lo menos por un año.

Archivado en: , , , ,