FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

31/08/2020

La ANSES tiene activos para cubrir dos meses de déficit

El FGS fue sufriendo una considerable merma: hoy el 90% de sus activos son títulos estatales y algunos préstamos a tasas subsidiadas.
Anses no solicita datos por teléfono.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES sólo alcanza para financiar dos meses de déficit del organismo. El 90% de sus activos está conformado por títulos del Estado y algunos préstamos a tasas subsidiadas, por lo que «está agotado y no cumple con el rol declamado de respaldar el sistema previsional«, indica un informe de IDESA.

Hasta julio de 2020, el déficit de la ANSES ascendía a $815 mil millones, mientras que los activos privados del FGS son de apenas $220 mil millones, según la misma ANSES y de la Secretaría de Hacienda..

La cantidad de acciones de empresas privadas, que generan dividendos y se pueden vender en el mercado, es cada vez menor. «En el 2015 permitían cubrir casi dos años de déficit de la ANSES», afirma IDESA.

«Hasta finales del 2015, la ANSES recibía un 15% de la coparticipación cuando la Corte Suprema ordenó su devolución a las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis. En el 2016, el gobierno de Cambiemos acordó con el resto de las provincias devolverles también esta exacción. A tal fin, se estableció un cronograma gradual a razón de 3 puntos porcentuales por año, más 3 puntos porcentuales en carácter de préstamos otorgados a 4 años de plazo desde el FGS», relata.

Así, este año las provincias recuperaron ese 15% por lo que deberían pagar la primera cuota del préstamos, pero los gobiernos provinciales pidieron a la Nación reprogramar esa deuda. Esto se concedió con la Ley de Defensa de los Activos del FGS, pero, con el fin de que la ANSES no deje sin activos al Fondo, el Tesoro cubrirá ese desequilibrio.

El FGS se creó en 2008 cuando se estatizaron los ahorros de los afiliados a las AFJP para obtener fondos y para convertir al sistema de jubilaciciones en un régimen «solidario».

Según datos de la Secretaría de Hacienda y de la ANSES se observa que:

  • En el 2015, el déficit de la ANSES era de $47 mil millones y los activos privados del FGS eran de $85 mil millones.
  • En el 2019, el déficit de la ANSES fue de $364 mil millones y los activos privados del FGS se valuaban en $264 mil millones.
  • En los primeros 7 meses del 2020, el déficit de la ANSES es de $815 mil millones y los activos privados del FGS se valúan en apenas $220 mil millones.  

«El agotamiento del FGS es consecuencia de una “política de estado” basada en la hipocresía, la desidia y el oportunismo. En 1992 se acordó entre la Nación y las provincias derivar el 15% de la coparticipación a la ANSES para financiar la transición de una reforma que buscaba la sostenibilidad previsional en base a la creación de un sistema mixto. En el 2008 se deshace esta reforma, pero no se les devuelve a las provincias el 15% de coparticipación. Muy por el contrario, se decidió aumentar exponencialmente el gasto otorgando jubilaciones sin aportes de manera indiscriminada a través de las moratorias», opina IDESA.

Tras 7 años, la Corte Suprema de Justicia (en el cambio de gobierno) falló a favor de tres provincias «reconociendo que la apropiación de la coparticipación había perdido legitimidad«.

«Frente a la presión que generaban estos fallos, el gobierno de Cambiemos se limitó a negociar con el resto de las provincias la devolución gradual del 15% de la coparticipación. Al poco tiempo, en el 2016, impulsó la ley de Reparación Histórica para asignar todos los recursos generados por el blanqueo impositivo a financiar la compensación a los jubilados a los que ilegítimamente se les negó el derecho a la movilidad durante el período 2002 – 2008. Pero en materia de reforma para la sustentabilidad previsional se limitó a crear una comisión especial que nunca se constituyó«, indica el informe.

«El actual gobierno ahora reprograma la deuda de las provincias con el FGS, vuelve a manipular la movilidad generando las condiciones para que se reproduzcan los juicios y sigue eludiendo los cambios para la sostenibilidad previsional. La única novedad es que impulsa una ley para defender los activos del FGS. Esto es poco relevante para los jubilados, pero muy atractivo políticamente porque mantiene la potestad de seguir designando directores en las empresas donde el FGS es accionista. Mientras siga este amplio y sólido consenso en favor de no ordenar el sistema previsional, la degradación seguirá trayendo consecuencias muy negativas para los actuales y futuros jubilados», finaliza IDESA.    

Archivado en: , , , ,