FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

07/09/2020

Mateo Salvatto: «La salida para nuestro país nunca va a ser Ezeiza»

Por Roberto A. Maidana /El joven emprendedor analiza la realidad del país y opina por qué es mejor quedarse para poder seguir creciendo.
Mateo Salvatto, emprendedor y creador de la app Háblalo.

En el verano del 2017, con tan solo 17 años, Mateo Salvatto, tenía muy en claro dos cosas: su pasión era la robótica y quería ayudar a la gente. Inspirado por el trabajo de su mamá, es profesora de personas con discapacidad auditiva, y su contacto estrecho con ellos, decidió ayudarlos a integrarse al mundo y creó Háblalo, una aplicación gratuita que les permite comunicarse a través del teléfono.

Hoy, con 21 años, es un joven emprendedor argentino co-fundador y CEO de Asteroid. Muy activo en sus redes sociales, Mateo cree fimemente en que para salir adelante como país es importante que los jóvenes se queden en Argentina.

Fortunaweb tuvo la oportunidad de dialogar con él para conocer más acerca de su postura sobre la actualidad del país y su visión a futuro.

Fortuna: ¿Qué tan desarrollado está el sector de la ingeniería y la robótica en Argentina en comparación con otros países?

Salvatto: Tenemos un ecosistema científico tecnológico impresionante. No solo en materia de investigación y desarrollo en robótica e ingeniería, sino en todo tipo de rubros e industrias. También, existe un sector privado fuerte en estos sectores. De todos modos, no “producimos” suficientes ingenieros o profesionales afines a los sectores tecnológicos para cubrir las demandas del mercado.

Asimismo, desde el sector público no se invierte lo que (creo yo) se debería para aprovechar esto al máximo, ni se le da a la ciencia y tecnología la suficiente importancia, aunque esta sea, desde mi punto de vista, la única forma de sacar a nuestro país del estancamiento en el que se encuentra.

Fortuna: ¿Qué medidas crees que hace falta que se tomen para que el país crezca económicamente y pueda competir con las potencias mundiales?

Salvatto: A mi me gusta “graficarlo” de la siguiente forma: Si uno quiere solucionar cualquier clase de problema, puede hacerlo, en un tiempo X. Pero, si esa solución se basa en tecnología, probablemente el tiempo se reduce a X/2. O menos aún, me atrevería a decir.

En criollo: Todo lo que queramos resolver, lo podemos resolver más fácil, eficiente y económicamente si lo hacemos con tecnología.

Definitivamente hace falta que, no solo la dirigencia argentina, sino nuestra sociedad en general, entienda que la CyT (Ciencia y Tecnología) no es para algún grupo elitista de científicos, ni para las empresas que valen miles de millones de dólares. Si construimos una confluencia seria entre el sector privado, la academia, el sector público y el ecosistema científico tecnológico, aprovechando las capacidades instaladas y los recursos humanos tremendos que tenemos, podemos lograr el objetivo central de las políticas públicas científico-tecnológicas: La transferencia de conocimiento.

¿Qué significa esto? Que la investigación en estas áreas no quede reducida a solo eso, investigación, sino que se traduzca en un beneficio real y tangible para la población argentina, aporte a acortar la brecha social, a una mejor calidad de vida, y a generar movilidad social ascendente y condiciones y oportunidades más justas y equitativas para todos.

Obviamente, para lograr esto, hace falta no solo un apoyo muy grande al sector de I+D, sino fomentar potentemente la instalación de empresas de base tecnológica (que dan trabajo de calidad a miles de personas), la atracción de inversores externos, las carreras académicas afines, la incorporación de tecnología en cada aula del país, y muchísimo más.

No creo que no nos faltan recursos de ningún tipo para hacer la transformación necesaria para modernizar a la Argentina y sacarla del pozo en el que se encuentra, sino que hace falta la voluntad de la dirigencia, que sencillamente demuestra o no entender esto, o no estar dispuesta a hacer el esfuerzo.

Fortuna: Cómo emprendedor ¿qué diferencias ves en otros países con respecto a la Argentina? (mayor apoyo del gobierno, más facilidades para invertir/competir)

Salvatto: Hay muchas diferencias entre nosotros y el resto del mundo en el ámbito del emprendimiento. La mayoría de las que se suelen venir a la cabeza, son negativas. Falta de apoyo estatal, presión tributaria altísima, la exagerada falta de facilidades, la poca inversión, y mucho más. Pero no me quiero quedar solo con lo negativo, sino resaltar también lo positivo, y la parte positiva en lo negativo, ver el vaso medio lleno.

Me explico: Argentina es un lugar de inventiva, de resiliencia, de trabajo en equipo, de emprendedores de altísimo nivel que nos representan excelentemente a nivel global. El ecosistema es impresionante y tremendamente enriquecedor, en todo sentido. Emprender desde nuestro país, con sus complejidades y todo, es una experiencia única, porque si logras levantar una empresa exitosa en un país con todas las trabas y pozos que tiene la Argentina, definitivamente podés triunfar en todas partes. Por algo somos el país con más unicornios per cápita de Latinoamérica, ¿no?

En resumen, nada te enseña más sobre emprender que sencillamente tirarte a la pileta… Pero en muchos países, la pileta está llena, o al menos tiene un poquito de agua. En el nuestro, tenes que ir llenándola mientras caes, para que te ataje antes de tocar el fondo.
¿Es difícil? Absolutamente, casi imposible, diría. ¿Es enriquecedor y apasionante? Ninguna duda.

Fortuna: En el último tiempo algunos medios informaron que muchos jóvenes buscan irse del país como consecuencia de la situación económica que se está atravesando. Leí que vos no crees que Ezeiza es la salida ¿Qué recomendación le das?

Salvatto: En pleno 2020, vivimos en un mundo absolutamente globalizado. Cualquiera que tenga la oportunidad de ir a hacer una carrera, probar suerte, formarse y formar una vida afuera, tiene absolutamente todo mi apoyo y me enorgullece realmente que los argentinos demostremos nuestra capacidad en el mundo. Nunca pensaría en decirle a alguien que tiene que quedarse en nuestro país, cada uno es dueño de sus elecciones de vida.


Ahora bien, afirmar que “la única salida es Ezeiza”, me parece no solo trágico y desesperanzador, sino falso. La salida para nuestro país nunca va a ser Ezeiza, porque si todos los argentinos y argentinas que realmente queremos poner cabeza para que esto mejore, nos vamos sin mirar atrás, claramente el país nunca va a salir de la situación trágica en la que se encuentra. Eso es innegable. Pero ¿hace falta vivir en Argentina para apoyar al país? Claramente la tecnología nos demuestra que no, en absoluto.

El punto de mi frase “la salida NO es Ezeiza” no es que sea excluyente quedarse físicamente a apostar por el país, sino también acompañarlo desde donde un elija. Si nos vamos, vamos a romperla afuera, pero sin olvidarnos de que nuestro país nos necesita. Creo que mi recomendación para todos los jóvenes es que elijan lo que más aporte a su proyecto de vida, y donde más sientan que pueden crecer y aportar valor, pero nunca se olviden de nuestra Argentina, que nos necesita más que nunca

Fortuna: ¿Qué aspectos de Marcos Galperín tratas de copiar o crees que son importantes de imitar?

Salvatto: Nunca tuve el privilegio de conocer a Marcos en persona, pero claramente me parece que es uno de los ejemplos a seguir más potentes y centrales para cualquier emprendedor argentino.

El, junto con su equipo, crearon la empresa más valiosa de Latinoamérica, que emplea a decenas de miles de personas directamente, y da sustento a tantísimas otras indirectamente. Creo yo que algunos aspectos a imitar tanto de él como de su equipo, son justamente su capacidad de inventiva, de constante innovación, de siempre seguir intentando agregar valor, superarse y nunca conformarse con lo que hay. Bien “a la argentina”.

MercadoLibre podría haber dejado de desarrollar productos nuevos hace años, pero siguen innovando cada día un poquito más. Y eso demuestra su espíritu, empuje y hambre de autosuperación, algo que definitivamente admiro.

Creo que es imperativo que, no solo la dirigencia, sino la sociedad, vean como ejemplo a personas como Marcos y empresas de base tecnológica como MeLi que, en mi opinión, tienen que ser actores centrales en el empuje de esta modernización argentina que venimos hablando.

Fortuna: ¿Cuál es el modelo de negocios de Háblalo? ¿De dónde surge la rentabilidad teniendo en cuenta que el producto es de descarga gratuita?

Salvatto: En Asteroid siempre decimos que donde más ponemos cráneo, además del desarrollo de tecnología inclusiva, es justamente en modelos de negocios innovadores que permitan sostenernos en el tiempo, pero sin cobrar absolutamente nada a las personas que ayudamos.

En el caso de Háblalo, ayudamos directamente a más de 100.000 personas con discapacidad, de 53 países de los 5 continentes, de forma absolutamente gratuita.

Ahora bien, nosotros proveemos un servicio que permite a personas con sordera, parálisis cerebral, ELA, TEA, y otras dificultades en la comunicación, tener una comunicación exitosa en cualquier situación cotidiana… Pero esto es solucionar el problema solo de un lado del mostrador. Me explico: Una cosa es que una persona con discapacidad vaya a, por ejemplo, una farmacia, y tenga que explicarle al farmacéutico como usar Háblalo para que ambos se comuniquen exitosamente. Otra muy distinta es que la farmacia lo esté esperando con una versión de Háblalo adaptada al contexto y que todo el equipo del lugar sabe utilizar y manipular.

Este ejemplo se puede replicar a absolutamente cualquier establecimiento, tanto público como privado, que preste servicios “cara a cara” verbalmente. Desde un kiosco a una comisaría, pasando por hospitales, restaurantes, supermercados, bancos, y mucho más.

A esto le llamamos Háblalo for Business: Las empresas y sector público abonan una mensualidad por acceder a nuestro servicio corporativo y de esta forma no solo hacen de sus establecimientos lugares 100% inclusivos, sino que apoyan con su pago a un proyecto que ya ayuda a 100.000 personas en todo el globo.

Fortuna: ¿Te modificó en alguna manera la pandemia la forma de trabajar y producir? ¿Cómo?


Salvatto: Absolutamente. Además de incorporar desde marzo 100% home-office, tuvimos que rediseñar nuestros modelo de negocios, construir nuevas propuestas y adaptarnos a las dificultades. Definitivamente un año más que desafiante y difícil, pero de muchísimas lecciones aprendidas, crecimiento y adaptación.

Fortuna: ¿Cuáles son los proyectos a futuro?

Salvatto: Tenemos muchísimos proyectos que, sabemos, van a ayudar a miles de personas con distintas situaciones de vulnerabilidad. Pero por ahora estamos centrados en la visibilización de la discapacidad a través de Háblalo, y el crecimiento exponencial de nuestra solución, entrando en la mayor cantidad de establecimientos posibles en el menor tiempo, para llevar la inclusión al siguiente nivel, no solo en Argentina, sino en el mundo entero.

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario