FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

06/06/2014

Siderar | Capitanich dijo que la protesta es «ilegal» y Moyano le tiró con la represión en Chaco

El sindicalista dijo que es obligación del Gobierno hacer que la empresa cumpla con la ley.

0606_moyano_Capitanich

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, definió hoy a los nuevos bloqueos del sindicato de los Camioneros a plantas de la empresa Ternium Siderar como «medidas extremas de carácter ilegal, que implican la necesidad de la actuación en la órbita estrictamente judicial».

Al abordar los bloqueos decididos por Camioneros, advirtió que están «dentro de las atribuciones que tienen cada uno de los gobiernos provinciales respecto adonde funcionan las respectivas plantas de carácter industrial», el dar una solución a estos conflictos.

En un contacto con periodistas esta mañana en el aeroparque metropolitano, antes de viajar a Antofagasta, Chile, el funcionario indicó que «es insustituible el rol, el compromiso y la gestión de cada uno de los gobiernos provinciales para garantizar la plena vigencia de las instituciones democráticas y republicanas».

«Respecto al tema de procedimientos o medidas de acción directa que tienen que ver con bloqueos de plantas, constituyen medidas extremas de carácter ilegal, que implican la necesidad de la actuación en la órbita estrictamente judicial», planteó Capitanich.

También, indicó, «dentro de las atribuciones que tienen cada uno de los gobiernos provinciales respecto a dónde funcionan las respectivas plantas industriales».

El ministro coordinador expresó que «las paritarias son libres en negociación de partes entre empresarios y trabajadores» y aseguró que «en el transcurso de esta y la próxima semana estarían generándose los acuerdos en términos de paritarias, en un porcentaje cercano al 90 por ciento de las negociaciones«.

«Lo que promueve el Estado es que esta negociación se desarrolle normal y habitualmente; en el caso de Camioneros, dependerá exclusivamente del acuerdo entre partes», evaluó.

Luego de indicar que «la tendencia al uso del transporte automotor está fuertemente incidido por el incremento en los niveles de producción de cereales y oleaginosas en esta fase», dijo entender que «se dan las condiciones para que las negociaciones se puedan desenvolver en forma regular y eficaz» pero apeló a un «comportamiento racional de todos».

La respuesta de Hugo Moyano. El líder de la CGT opositora salió al cruce de las declaraciones del jefe de Gabinete al afirmar que «no tiene ninguna autoridad» para hablar del conflicto que mantiene el gremio de Camioneros con la compañía Siderar y sostuvo que «lo que debería hacer el Gobierno es pedirle a la empresa que cumpla con la ley«.

«¿Un poco extremo, qué? ¿Qué quieren, que hagamos una marcha del silencio?«, ironizó el gremialista al replicar las palabras de Capitanich.

Moyano también dijo que el jefe de Gabinete «está completamente desubicado» y aseguró que «lo mandan a decir cosas, pero no sabe lo que dice».

El sindicalista remarcó que «debería ser el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, el que tendría que tratar de pedirle a la empresa que cumpla con la ley».

«Que no hable y vaya a ver lo que está pasando en el Chaco, que han reprimido salvajemente a los trabajadores porque han hecho una protesta», sostuvo sobre la represión que la fuerza de seguridad del Chaco ejerció contra una movilización de estatales, desocupados y aborígenes frente a la Casa de Gobierno local, el miércoles pasado.

Siderar confirmó ayer que denunciará penalmente a Camioneros por restringir el acceso a sus plantas industriales de las localidades bonaerenses de Canning, Ensenada y Florencio Varela.

Ese conflicto dio lugar a que el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria el 26 de febrero pasado, cuyo período de validez finalizó «sin que las partes involucradas hubiesen alcanzado un acuerdo satisfactorio», sostuvo Siderar.