FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

14/07/2014

Se cuadriplicó el consumo de carne de cerdo en los últimos 10 años

El cambio en la dieta alimenticia de los argentinos. A cuánto llega el consumo per cápita en el país.
AUMENTA EL CONSUMO. Los argentinos lo incluyen cada vez más en su dieta diaria.
AUMENTA EL CONSUMO. Los argentinos lo incluyen cada vez más en su dieta diaria.
AUMENTA EL CONSUMO. Los argentinos lo incluyen cada vez más en su dieta diaria.
AUMENTA EL CONSUMO. Los argentinos lo incluyen cada vez más en su dieta diaria.

El consumo de carne de cerdo superó los 10 kilos per cápita en 2013. El dato representa un incremento de más del 17% en los últimos dos años.

En tanto, en los últimos 10 años se cuadriplicó el consumo de carne de cerdo en el país, según cifras de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP). Los motivos que dispararon este aumento se relacionan con un mayor interés por cuidar la nutrición, los múltiples beneficios que este tipo de carne aporta y nuevos medios de compra que facilitan el acceso.

EL DATO. Se trata de un cambio en la dieta de los argentinos incentivado por nuevas tendencias en alimentación y nuevos medios de acceso a este alimento.

Juan Luis Uccelli, Presidente de la AAPP, destacó que a fines del 2005 el consumo de carne fresca apenas llegaba a los 2,5 kilos, mientras que ya para el 2010 llegó a los 9,2 kilos, de los cuales 1,7 kilos fueron en forma de productos elaborados y 7,5 kilos como productos frescos.

Otras de las razones del crecimiento en el consumo radica en los cambios en la forma de cría y alimentación del ganado porcino que contribuyeron a mejorar notablemente la calidad de la carne y generaron nuevos beneficios en su incorporación, como por ejemplo un alto aporte proteico y bajo sodio, lo que la hace apta para hipertensos.

Desde un punto de vista nutricional, “la carne de cerdo es rica en potasio y pobre en sodio, haciéndola ideal para personas hipertensas. También aporta selenio, hierro y vitamina B1, es muy completa en aportes nutricionales”, explicó la chef Berenice Gallo. “Además, la creencia que se mantuvo sobre ella durante tanto tiempo, relacionada con el alto nivel de grasa, ya no es real. Por el contrario, el lomo de cerdo es más magro que la pechuga de pollo”, aseguró Gallo.

# Un boom mundial

En el mundo, este tipo de carne sigue siendo la más consumida con un promedio de 17 kilos per cápita. Las proyecciones con respecto a este consumo van en ascenso. De hecho, desde la AAPP aspiran a que se alcanzará un consumo de 20 kilos per cápita en el mediano plazo.

Hay muchos países que superan ampliamente el consumo de 50 kilos per cápita, en especial los europeos. China –en cambio- se llega a 35 kilos por habitante y se prevé un aumento para el 2020 cercano a los 60 kilos.

14-7-2014

 

 

Archivado en: