FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

19/08/2014

Califican la ley de Abastecimiento como «retrógrada e inconstitucional»

Para el empresario Cristiano Rattazzi calificó el proyecto como "una copia a Venezuela". Binner, Cobos y Solá, acompañan la crítica.
CRISTIANO RATAZZI. Presidente de Fiat Argentina.
CRISTIANO RATAZZI. Presidente de Fiat Argentina.
CRISTIANO RATAZZI. Presidente de Fiat Argentina.
CRISTIANO RATAZZI. Presidente de Fiat Argentina.

El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, lanzó una dura crítica contra la Ley de Abastecimiento que impulsa el Gobierno en el Congreso, al señalar que «es retrógrada e inconstitucional».

El ejecutivo señaló que la iniciativa del oficialismo es un intento «por copiar a Venezuela y esto no le hace bien al país«. Más adelante, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), calificó al paquete de leyes como «algo retrógrado e inconstitucional y solo existe en Argentina».

En declaraciones a la radio Rock & Pop, Rattazzi sostuvo que «querer reformar y aplicar esta ley me parece contra los tiempos».

También los precandidatos a presidente del Frente Amplio Unen Hermes Binner y Julio Cobos se expresaron en contra del proyecto de ley. Binner señaló que «en el actual contexto, la aplicación de este proyecto puede provocar mayor desinversión y desempleo, perjudicando directamente a los trabajadores. Necesitamos promover inversiones genuinas en un marco de certidumbre y protección del empleo, para lograr volver a poner en marcha a la industria nacional».

Cobos expresó que «el verdadero abastecimiento se logra con un gobierno promotor de la inversión, que genere empleo a partir de reglas claras y previsibles que restablezcan la confianza. En momentos donde la Argentina necesita poner en funcionamiento todo su aparato productivo la aplicación de este tipo de medidas nos aíslan del mundo y afectan en forma negativa a la industria nacional, sector que ya viene golpeado por errores del gobierno».

«Hay párrafos de la ley de abastecimiento que son casi iguales a las de Venezuela. Y a mí me parece que copiar a Venezuela no le hace bien al país», añadió.

Por su parte, el diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá cuestionó la iniciativa al considerar que tiene «un ‘engaña pichanga’, que es que ya no tiene como pena la cárcel, pero le permite al Gobierno meterse en todos los temas económicos adentro de las empresas».

«Le podrían decir a un chacarero de Santa Fe si puede sembrar trigo o avena, maíz o soja, dice qué producir. Ni que hablar de que pueden poner precios máximos, sanciones previas como ‘pague ahora y reclame después’, volúmenes, tipo de ventas, cómo prestar un servicio, pueden incautarse o venderse bienes, todo eso sin juicio», reprochó el ex gobernador bonaerense.

En diálogo con radio Mitre, Solá se preguntó «qué condiciones tiene el Gobierno, que por ejemplo maneja mal Aerolíneas, como para meterse en las empresas». «El único cambio (respecto de la ley vigente) es que no hay cárcel, pero sí multas de 10 millones de pesos», comparó.

En tanto, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, negó que el proyecto esté dirigido a «entorpecer» la actividad económica y consideró que el tema «está abierto a debate» en el Congreso.

Scioli recordó que «el propio secretario de Comercio (Augusto Costa) ha dicho que es un tema que está abierto a debate». El gobernador confió que en el Senado se convocará a los distintos sectores para encontrar «puntos de acuerdo». Scioli confesó, en diálogo con radio Rock and Pop: «No me imagino a este Gobierno, que busca sostener el empleo y la actividad económica, que a través de esta iniciativa u otra quiera entorpecer» la actividad económica y las inversiones.

19-8-2014

Archivado en: , , ,