FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

25/02/2015

Marzo llega con subas en prepagas y colegios

Se trata de unos de los meses con más aumentos programados. A cuánto ascienden los ajustes autorizados por el Gobierno nacional.
MEDICINA PREPAGAS.

Arranca marzo y con él la temporada de altos precios que golpea a la clase media y baja de la Argentina.

Llega marzo y los argentinos de clase media y baja comienzan a transpirar. Es que el mes arranca con fueres incrementos en prepagas, parquímetros, colegios y hasta garages.

La medicina privada es uno de los segmentos que se encarecerá. Sucede que la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) autorizó un 4%, correspondiente al último ajuste de 2014.

El anterior aumento fue en diciembre cuando se completó la suba de 2014 que acumuló un 28,5%. Durante el año pasado, la SSS autorizó a las prepagas aumentos del 5,5% desde marzo, del 9% desde junio, del 7,5% en septiembre y, luego de los reclamos del sector, otro 4% en diciembre.

Este nuevo incremento, también del 4%, corresponde al ajuste que habían solicitado las prepagas para compensar los mayores costos del año pasado. Así, una cuota promedio de dos personas adultas ronda ahora los $ 3.000 mensuales.

En pocos días también habrá que pagar más por el estacionamiento. El costo de la hora pasará de los $ 3 a los $ 4 (+33%).

También afectará a los automovilistas la suba que se espera que se registre en los garages. Las subas en estacionamientos privados serán de casi un 10%.

Los colegios privados no están exentos de las subas. En cada caso dependerá de si se trata de un colegio con o sin subvención estatal para luego determinar de cuánto será la suba. A esto se le debe sumar el encarecimiento de un 27% de la canasta escolar, que este año asciende hasta los $ 1200, según Consumidores Libres.

Archivado en: , , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Marzo llega con subas en prepagas y colegios”

  1. La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) no analiza costes de las prepagas, y en muchos casos autoriza aumentos como devolución de favores, en su momento por «El», luego por ella que como funcionarios ejemplares que demuestran el excelso estado de la Salud Publica se atiendien en sanatorios privados.
    Aparte de que sus máximos directivos tienen la cobertura de la prepaga de la foto.

    La prepaga si gestiona un 10% de aumento salarial, ese después resulta el mínimo aumento de cuota, como si los sueldos fueran todo el componente de costos, y luego no trasladan a los prestadores esos aumentos, ni se reflejan por ejemplo en nuevos límites de reintegros.
    También mandan cartitas a los afiliados explicando que «la calidad de los servicios les obliga a..», como si un TAC o una ecografía salieran hoy lo mismo que costaban hace una o dos décadas atrás cuando eran la novedad tecnológica y hoy con el abaratamiento natural una eco casi se ha convertido en algo más barato que un estetoscopio.

    Resultado obvio, como el caso de la prepaga de la foto, que merced a los enormes márgenes de beneficios de estas entidades se ven reflejados en la euforia por la adquisición de cualquier clínica privada factible de adquirir.

  2. En el caso de los colegios es otro tema que refleja la ausencia de un Estado que recauda, con una presión fiscal superior a los países nórdicos, brindando los servicios/prestaciones de Sierra Leona o Afganistán.
    El sistema de subvenciones a colegios privados se desvirtuó de su función original, (se otorgaba sólo en aquellas áreas/zonas que no estaban cubiertas por escuelas públicas), llegando al absurdo de colegios con un 60% de aporte Estatal, cuotitas de cinco luquitas y divisiones de más de 40 alumnos y con un nivel educativo inferior reflejado en bajas tasas de ingresos a colegios públicos con sistema de ingreso de CABA o paupérrimos perfomances en evaluaciones intercolegiales como las Olimpíadas Nandú.

    Además las partidas de subvenciones están al día mientras tenemos colegios públicos con sueldos atrasados, deficiencias edilicias y de servicios y sin un mísero borrador.

Los comentarios están cerrados.