FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

07/03/2015

El real ‘golea’ al peso con una devaluación del 16,7% en el año

El país vecino puso más presión a la economía local. Su moneda alcanzó los R 3 por dólar. El peso se depreció apenas un 2%.
La devaluación del real y del peso a dos ritmos diferentes.//Cedoc.

Las devaluaciones del peso y el real ya son otro clásico entre dos eternos rivales del fútbol como la Argentina y Brasil. El país vecino puso más presión a la economía local luego de que su moneda, el real, alcanzó los R 3 por dólar y despertó mayor preocupación sobre la pérdida de competitividad de la Argentina.

Los dos primeros meses del año fueron suficiente para mostrar una tendencia muy diferenciada entre el ritmo de devaluación de la moneda brasileña y el peso argentino. En lo que va de 2015, la divisa del vecino país se depreció un 16,7% contra el dólar al pasar de los R 2,62 en el arranque de enero hasta los R 3,06 que marcó el cierre de ayer, mientras que el mismo período, el peso se depreció apenas un 2% con respecto al dólar desde los $ 8,58 hasta los $ 8,77 que mostró la cotización oficial ayer en las pizarras de la City porteña.

En diálogo con PERFIL, Carlos Risso, responsable de cambios del Banco Maridian sostuvo: “No digo que el tipo de cambio no esté atrasado, pero tal vez habría que mejorarlo con otras alternativas menos simplistas que la devaluación. Hay muchos ingredientes como una baja de las retenciones, una baja de la inflación, un menor gasto fiscal, etc. por ejemplo, que bien podrían hacerlo”.

Oficial. El presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, advirtió ayer en declaraciones a Radio América que “no es negocio apostar” a una devaluación abrupta y que “en las próximas semanas” la depreciación que tuvo el real “se va a atenuar significativamente”, porque el Banco Central brasileño cuenta con un nivel de reservas internacionales significativas. Asimismo, expresó su confianza “en que la economía brasileña va a pasar este tránsito, va a reducir la volatilidad y retomar la senda de crecimiento”.

En lo que respecta específicamente al peso argentino, que ganó tres centavos en la semana hasta su cierre en $ 8,77, la brecha entre el precio oficial y el blue del mercado ilegal descendió a su nivel más bajo de los últimos tres meses hasta el 46%.

Al respecto, el titular de la autoridad monetaria pronosticó que “se va a seguir reduciendo la brecha” porque se va a “acotar la volatilidad cambiaria para mantener un nivel de reservas confortable” para la economía.

La demanda de dólar ahorro, por su parte, sigue creciendo y significó una erogación para el Estado de unos US$ 4.117.062.279 desde que se creó en febrero de 2014. Ayer, se autorizaron unas 52.665 operaciones por un monto total de US$ 34.196.584, mientras que las reservas del Banco Central terminaron en US$ 31.400 millones.
En la Bolsa de Comercio, los bonos en dólares presentaron leves variaciones al término de la semana, mientras que el dólar contado con liquidación –que surge de la compra de bonos en el mercado local para su venta en el exterior–,  se ubicó en $ 11,85 al cierre de ayer.

Por Paola Quain 

Esta nota fue publicada en la edición impresa del diario PERFIL

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Un pensamiento en “El real ‘golea’ al peso con una devaluación del 16,7% en el año”

  1. Golea?
    Todo proceso devaluatorio implica un cambio en el reparto de recursos y en países con economías primarizadas la transferencia en una devaluación implica en lo mediato mayores ingresos al agro, un sector muy concentrado y que genera poco empleo, pero por la naturaleza de la actividad agrícola no repercuten a corto plazo en la economía interna si no hay retenciones o políticas paliativas.
    Al contar con industrias fuertemente dependiente de insumos importados se incrementa inmediatamente la pérdida de divisas además de acelerar la inflación por el efecto de la alteración de los tipos de cambio.
    Máxime en nuestro caso donde el sector industrial esta muy concentrado, extranjerizado y dependiente de las importaciones, el resultado puede ser un desbalance comercial peor.
    Repetidas experiencias anteriores demostraron que sin tener un plan racional tras la devaluación los efectos son peores. Y en esas experiencias previas en muchos casos la situación del sector industrial era más favorable.

Los comentarios están cerrados.