FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

17/05/2015

Paritarias atrasadas ya se sienten en las finanzas familiares

Hay siete grandes gremios con los acuerdos vencidos y se sumarían más a fin de mes. Por la demora, más gente paga sólo una parte de la tarjeta. Las empresas entran en mora con AFIP.

Por Paola Quain | Por Patricia Valli (*)

Siete acuerdos salariales de los doce gremios principales están vencidos y otros tres se encaminan a vencer a fin de este mes. La demora se explica por la estrategia del Gobierno de tratar de cortar la rueda inflacionaria por el lado de las subas de salarios y calentar el consumo no antes de las elecciones primarias.

Trabajadores metalúrgicos, de la construcción, alimentación, químicos, bancarios, comercio y aceiteros esperan la definición sobre los aumentos salariales en un 2015 en el que el Gobierno intenta mantener los acuerdos a raya y ya logró prolongar los cierres para argumentar que la inflación en el anual oficial llega a 15,8%, lejos del 30% que reclaman como piso los gremios. El transporte automotor, los textiles y ferroviarios verán como sus acuerdos vencen a fin de mayo mientras que camioneros y sanidad se preparan para empezar a discutir en junio.

“El cierre de paritarias va a prolongarse hasta mediados y fines del segundo trimestre”, evaluó un informe del Observatorio de Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Después de la caída del salario de bolsillo de 5 al 7% el año pasado, el retraso por cerrar los nuevos acuerdos impacta en el consumo. Pero la estrategia del Gobierno es otra: “El pico en el poder de compra de los trabajadores coincidirá con el proceso electoral”, explica la consultora Ecolatina, que dirige Marco Lavagna.

En el mientras tanto, la demora no es gratuita: los índices de consumo dejan señales mixtas, con caídas reales del 1% en supermercados y del 8% en shoppings, medidos a marzo.
La conflictividad laboral además, va en aumento. La CGT busca unificar una marcha de reclamo en la segunda semana de junio, mientras que el transporte volverá a analizar un paro. Los aceiteros, que reclaman 42% de aumento, siguen sin llegar a un acuerdo y la industria aclara que puede haber desabastecimiento para el consumo familiar por el paro en cuarenta plantas. La UIA, por su parte, se mantiene firme en no avalar subas del 30%.

La carga de las tarjetas. En el sistema financiero, el retraso se refleja en el comportamiento de los clientes de tarjetas de crédito. Según confirmaron tres bancos, en los últimos dos meses se observó una caída en la cantidad de individuos que pagaron el 100% del resumen de lo consumido con los plásticos. Un ejecutivo dijo a PERFIL que “el cambio alcanza a cerca del 10% de la cartera y muchos no eligen el pago mínimo, sino que si antes pagaban el total, ahora abonan cerca del 80%”.

En otra entidad, detallaron que este comportamiento se registró en clientes con salarios de entre $ 10 mil y $ 15 mil, sobre los que no se espera que ingresen a una situación de mora.

Carlos Guberman, economista de IES Consultores explicó que hay dos factores que inciden en el comportamiento de los consumidores al momento de reducir pagos. “La idea de que próximante va a llegar el aumento puede predisponer al uso de los plásticos con los que después se pondrán al día”, señaló y agregó que en otros casos, incide la suba de costos: “En los últimos meses, el aumento de las prepagas, las cuotas de los colegios privados, alimentos y combustibles, contribuyen con esta conducta”.

‘Pedalear’. En tanto, Andrés Mendez, director de AMF Economía apuntó que “las familias usan el margen que tienen para gastar, y en muchos casos se financian a través de las tarjetas de crédito, pensando en después ponerse al día porque se trata, en suma, de una estrategia que no requiere un trámite extra en el caso de quienes no quieren un préstamo personal”.

Los empresarios también padecen el retraso del consumo y se financian con deudas a la AFIP. Si bien en la recaudación interanual las contribuciones patronales crecen, en el mes a mes, muestran caídas como la del 3% en abril. “El 70% de las pymes estamos atrasadas en los tributos”, reconoció el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich, quien se reunirá con Antonio Caló esta semana para que se busque diferenciar a las pyme en la negociación salarial.

AUH: más consumo popular
El Gobierno prepara para los próximos días un nuevo anuncio para recomponer la Asignación Universal por Hijo, cercano al 40%, lo que implica volcar unos $ mil millones más de pesos al consumo.
La suba está en línea con la que se otorgó el año pasado, que empezó a regir a partir de junio y encamina a vencerse. De esta forma, la AUH se ubicará en los $ 900. El aumento nominal está varios puntos arriba de las estimaciones de inflación oficial 15,8%.
Además de la AUH, que cubre a más de 3,5 millones de chicos, se incluirían los aumentos de las asignaciones familiares.
El jueves de esta semana, el titular de la Anses, Diego Bossio, encabezará un seminario donde analizarán los sistemas de protección social de América Latina en el quinto aniversario de la Asignación Universal por Hijo, una política que los candidatos de la oposición anticiparon que mantendrán y hasta buscarán instituirla por ley al estilo de la movilidad jubilatoria.

(*) Publicado en la edición impresa de Diario PERFIL.

Archivado en: , , ,

 

 

2 pensamientos en “Paritarias atrasadas ya se sienten en las finanzas familiares”

  1. Señales de crisis
    “La primera vez que compré comida a crédito me di cuenta de que realmente estaba endeudado.”
    La caída de la clase media estadounidense en Close to Home, un documental de la PBS

    Estos de Fortuna están descubriendo la pólvora.

    Ante la caída del salario real y la desocupación, el Plan B acá y en todo el mundo es financiar con plástico. Que sea una buena ida es harina de otro costal.

    Ya remarqué antes que la experiencia de otros países ha sido funesta al respecto, las tasas de financiación y costos encubiertos del plástico junto la tasa activa de los préstamos bancarios y de descubierto terminan haciendo una bola imparable e impagable.

  2. En los sectores de los trabajadores la inflación del último año supero el 50% y en los últimos 5 años hemos perdido más de un 300%. Nuestro sueldo se devalúa con la compra de comestibles y art. de limpieza. Un desastre sin palabras y los sidicatos son cómplices de la estafa a todo aquel que trabaja, produce y fabrica.-

Los comentarios están cerrados.