FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

28/08/2015

Donald Trump contra Mark Zuckerberg

El precandidato republicano ahora dispara contra el creador de la red social. Grave acusación y dardos que suman a sus dichos racistas.
La desigualdad de las naciones se acentúa
DONALD TRUMP. Empresario.

Donald Trump, precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, ahora convirtió a Mark Zuckerberg como nuevo adversario. ¿La razón? Trump lo increpó recientemente por apoyar a los inmigrantes.

Zuckerberg viene defendiendo públicamente una política migratoria más abierta y está a favor de conceder más tarjetas H-1B para que gigantes de la tecnología como Facebook pueden contratar mano de obra cualificada en el extranjero.

Sin embargo, esta ideología contrasta fuertemente con la idea de Trump, que quiere que los trabajadores con tarjetas H-1B reciban salarios más altos con el objetivo de disuadir a las empresas de su contratación y fomentar así el empleo para los ciudadanos estadounidenses.

“Esto mejorará la cantidad de empleados negros, hispanos y mujeres de Silicon Valley a los que se pasa por alto con tal de favorecer el programa H-1B. El senador personal de Mark Zuckerberg, Marco Rubio, tiene una propuesta de ley para triplicar la cantidad de visas H-1B, con lo que se diezmaría a las mujeres y a las minorías”, dijo Trump.

Según Trump, esas tarjetas están promoviendo la contratación de inmigrantes con bajos salarios e impidiendo que los estadounidenses con títulos universitarios accedan a puestos de trabajo en el ámbito de la tecnología.

Archivado en: , , , ,

 

 

4 pensamientos en “Donald Trump contra Mark Zuckerberg”

  1. Redacción Faro

    Creo que o ves demasiadas series u olvidás que allá las palabra «derechos» es una propiedad de clase.

    El sistema de Visas a estudiantes es un mecanismo perverso que diezma recursos valiosos en países del tercer mundo a los que les cuesta muchísimos preciados y escasos recursos para formar a sus jóvenes que luego son captados con esas zanahorias de los visados sin que devuelvan nada a sus sociedades de origen.

    Necesitan más profesionales?, bueno entonces generen las condiciones allí para que los jóvenes de EE.UU. puedan estudiar sin que les salga un ojo de la cara la universidad, algún vivillo de Wall Street se quede con sus fondos estudiantiles, o tengan que empeñar su futuro para pagar sus estudios.

  2. Me encantó esto:

    «El senador personal de Mark Zuckerberg, Marco Rubio»

    Sin duda la cruel verdad que es la mejor democracia que el dinero puede comprar.

    Esto denota los cambios en un país donde en el comienzo de la Carta Magna antes decía:

    «We the People»

    Ahora esta:

    «We the Corporations …»

  3. No entendí la postura aparentemente contradictoria de @Sergio, suponiendo que sea la misma persona, por un lado se pone en los zapatos de un estadounidense, para justificar la postura de Trump, desde ese lugar, cualquier política de apertura hacia inmigrantes se ve amenazadora y hasta es natural para él lo que propone el candidato, hasta le propone simbólicamente mas medidas de promoción social para jóvenes y educación universitaria accesible. Pero por el otro reniega de que las corporaciones han desvirtuando la democracia, el voto de un poderoso vale más que el de un ciudadano, por que compra su propia banca y listo. Sepa Ud. amigo @sergio, que siguiendo la lógica de su razonamiento la candidatura de Trump es una expresión mayúscula de lo que Ud. observa, sentar a un confeso voraz y ambicioso líder corporativo (léase que antepone sus intereses a los del bien común, por que su Dios es el dinero, como el mismo declaró). O sea, todo lo que el declare, es un verso, es un medio para convencer al electorado, es como publicitar un producto, es la visión de libreempresa capitalista, de la supervivencia del más apto, aunque deba despojarse de escrúpulos o límites éticos, morales o sociales. Si después le conviene contratar extranjeros lo hará sin ponerse colorado. Creo que hay que leer el verdadero peligro que su candidatura encierra, la posible pérdida de los valores republicanos, democráticos, de las decisiones que afectan a una nación tomadas por una nación, no por unos pocos que se arrogan el mesiánico derecho por acumulación de capital o de títulos académicos en el mejor de los casos: un «sabio» puede equivocarse, pero si la mayoría expresa su opinión, lo que resulte será el promedio que beneficie a todos con justicia. Si se pierde ese balance, es el inicio del caos que se comerá vivos incluso a esos poderosos, simple: el capitalismo no funciona sin clientes ;)

Los comentarios están cerrados.