FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

09/11/2015

Cerca del fin de CFK, las empresas van a la Justicia

Por Jairo Straccia |Compañías de consumo masivo y alimentos fueron a la Justicia porque consideran que ciertas flamantes regulaciones perjudican sus negocios. Entretelones.

En medio de un clima de fin de ciclo, diversos sectores que se sintieron golpeados por regulaciones oficiales decidieron ir a la Justicia.

En los últimos días, las principales empresas de consumo masivo y alimentos pasaron de la queja a la acción contra la última medida oficial que consideran que impone regulaciones que mellan sus negocios: la Resolución 420 de la Secretaría de Comercio Interior, que encabeza Augusto Costa, del pasado 15 de octubre, que crea el Sistema de Fiscalización de Rótulos y/o Etiquetas (FDR).

Se trata de una instancia por la que el Gobierno deberá chequear caso por caso las etiquetas de cada nuevo producto que se lance en alimentos, bebidas, alimentos bebibles, perfumería, aseo, cuidado personal y limpieza doméstica, entre otros.

Ahora, la presentación corrió a cargo de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), y se suma a otras medidas judiciales que en diversos sectores se están cuestionando en momentos en que la Casa Rosada pierde legitimidad para fijar nuevos controles.

“Hay hartazgo en las casas matrices de muchas de esas multinacionales, que decidieron salir a defenderse en la Justicia porque ven que hay un gobierno en retirada”, interpretaron en una cámara binacional que acompaña el reclamo. “La Justicia debe expedirse cuanto antes”, agregaron.

El otro frente de batalla abierto corresponde a las aseguradoras, que entienden que fueron perjudicadas en su patrimonio cuando se les hizo extensiva la medida de la Comisión Nacional de Valores (CNV), presidida por Cristian Girard, referida a la valuación de los activos en dólares de los fondos comunes de inversión. Los departamentos de legales de las aseguradoras trabajan borradores con la esperanza de que la Justicia determine “no innovar” y eche por tierra la norma.

Ahí, los argumentos redundan en el carácter sorpresivo de la norma, la contradicción con los fines que persiguen los órganos que rigen la actividad (Superintendencia de Seguros de la Nación) y su imposibilidad de ser puesta en práctica.

Archivado en: , , ,

 

 

6 pensamientos en “Cerca del fin de CFK, las empresas van a la Justicia”

  1. Hay que hacer justicia con los integrantes y ex integrantes de la asociacin ilicita llamada FPV.
    Sin resentimiento ni venganza, con justicia alcanza.

  2. Esta señora antes de irse trazó un plan de desprestigio par el gobierno entrante.-no es raro pensar que las huestes que la acompañaron por 12 años todavía quieran hacer estragos.-

  3. La korrupta abogada exitosa esta leyendo y releyendo el libro «La caída»,no sabe si le va a pasar lo de Mussolini y su amante, lo de Adolfo y su amante o simplemente un paso por la guillotina .

  4. La causa del pueblo exige nada más que hombres del pueblo que trabajan para el pueblo, no para ellos.
    En esto se distinguen los ambiciosos; en que trabajan para ellos; nada más que para ellos.
    Nunca buscan la felicidad del pueblo; siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto.
    El dinero, el poder y los honores son las tres grandes “causas” los tres “ideales” de todos los ambiciosos.
    No he conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de estas tres cosas…
    O las tres al mismo tiempo.
    Los pueblos deben cuidar a los hombres que eligen para hacer sus destinos…
    Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos de riqueza, de poder o de honores.
    La sed de riquezas es fácil de ver.
    Es lo primero que aparece a la vista de todos.
    Sobre todo a los dirigentes sindicales hay que cuidarlos mucho.
    Se marean también ellos y no hay que olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que un ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de dinero, de poder o de honores, es un traidor y merece ser castigado como un traidor.
    El poder y los honores seducen también intensamente a los hombres y los hacen ambiciosos…
    Empiezan a trabajar para ellos y se olvidan del pueblo.
    Esta es la única manera de identificarlos… y el pueblo tiene que conocerlos y destruirlos.
    Solamente así, los pueblos serán libres… porque todo ambicioso es un prepotente capaz de convertirse en un tirano.
    ¡Hay que cuidarse de ellos como del diablo!

    EVA PERÓN

  5. SOLO HE ESPERADO QUE EL PUEBLO ARGENTINO TOME EL EJEMPLO DEL PUEBLO RUMANO, CON SU CORRUPTO PRESIDENTE Y FAMILIARES, PORQUE COMO DICE EL REFRAN, «MUEERTO EL PERRO , MUERTA LA RABIA»

Los comentarios están cerrados.