FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

30/04/2016

Galuccio: “La deuda de YPF no fue timba, está en Vaca Muerta”

“Sería un error detener el delineamiento de ese yacimiento”, dice el ingeniero que había nombrado CFK. Todavía no tiene reemplazo. Empezó la era Gutiérrez.
Futuro. Se tomará un break y luego considerará propuestas. Analiza un negocio propio. | Cedoc Perfil

Miguel Galuccio se despidió ayer de YPF tras conducir durante los últimos cuatro años el destino de la mayor empresa del país. En la asamblea de accionistas realizada ayer en la torre de Puerto Madero se nombró a Miguel Angel Gutiérrez como nuevo presidente de la petrolera. El lunes de esta semana PERFIL acompañó al ingeniero entrerriano a una visita a Neuquén para recorrer por última vez Loma Campana, el principal yacimiento no convencional de Vaca Muerta.

—¿En qué contexto se da tu salida de YPF?
—Está claro que no tenía un plan de salida, pero soy un tipo que trabaja de determinada manera. Tengo una forma de liderar que podía ser parte de esta nueva etapa o no. Las cosas se dieron como se tenían que dar y listo. Al final del día hay algo que uno no sacrifica, y es la forma de ser.

—¿Esperabas otro trato del Gobierno?
—No, el trato con el Gobierno ha sido siempre muy cordial y amable. En especial con Mauricio (Macri) y con Marcos (Peña) tengo una muy buena relación y un respeto que creo que es mutuo. Hay casi una relación amistosa.

—¿Pudiste hablar con el Ministerio de Energía sobre la política energética que se viene?
—No he tenido ninguna discusión sobre la política energética con Juan José Aranguren.

—¿Cómo ves las decisiones que se han ido tomando con relación a YPF?
—Te puedo decir lo que pienso. Creo claramente que tenemos que pensar en un futuro energético grande para la Argentina, y ese futuro debe estar motorizado por una YPF grande. Y cuando me refiero a grande, no me refiero al tamaño de la empresa, sino que estoy hablando de una YPF grande en visión, y esa visión pasa por desarrollar Vaca Muerta. Sin esto, no hay nada nuevo para hacer. El desarrollo no convencional es lo que realmente puede motorizar el futuro del país, pero eso no se hace sin tomar riesgos. Después está la otra discusión berreta. Si perforamos pozos verticales, horizontales, si vamos más o menos rápidos. Esa es una discusión chiquita.

—Desde algunas usinas del Gobierno se instaló que YPF está sobreendeudada…
—YPF no está muy endeudada. Para entender la deuda de YPF tenés que entender esto (por el desarrollo de Vaca Muerta). La deuda de YPF no fue timbeando, la deuda está acá. Estamos creando una YPF para adelante, porque veníamos de una empresa que no tenía inversión. Cuando comparás los puntos de deuda que tiene YPF con las otras petroleras, uno se pregunta: ¿de qué estamos hablando?

—Algunas voces gubernamentales comentan que YPF debe tener un rol más moderado. ¿Ves un cambio en el papel que jugará YPF?
—No te podría decir eso, principalmente porque mato a los muchachos. Lo que tenemos que hacer hoy es motivar a esta gente. Hay que pensar que todo lo que viene es mejor y es mejor porque lo construyen ellos (por los trabajadores). Hoy mi deber, más allá de las emociones, es dejar a esta gente motivada. Hemos armado un equipo de gente con un nivel de compromiso importante porque cree en lo que está haciendo. Ese valor no se puede destruir. Si después la realidad marca otra cosa, será otro cantar, pero no voy a ser yo quien le rompa la ilusión y la motivación a la gente.

—Te toca irte en una crisis con el petróleo en niveles bajos. ¿Se puede seguir desarrollando Vaca Muerta con el barril a 40 dólares?
—El tema es el timing. Cuando nosotros empezamos este proyecto, el precio interno del crudo estaba en 84 dólares y la pregunta era la misma. En ese caso, no perdí tiempo en pedirle al Gobierno que me diera un barril de US$ 100 (como estaba en el plano internacional). El premio es tan grande que no podemos pensar en chiquito. Puede ser que en algún momento, con un barril a US$ 50, podamos vivir. Pero si hoy no somos rentables, yo generaría las condiciones para asegurarme que el desarrollo no va a parar hasta que llegue el momento en que podamos vivir con el petróleo a US$ 50. Sería un error detener el delineamiento de Vaca Muerta.

 —¿Cuál te gustaría que fuera la continuidad en YPF?
—La búsqueda del CEO es central (la consultora Egon Zehnder está realizando un concurso internacional para elegir candidatos). Me parece que la gente de adentro de la compañía debe competir por ocupar ese cargo. Sería importante para la moral de la empresa.

—¿Cuál será tu futuro?
—Hay gente que me ha contactado. Estoy abocado 100% a cerrar esta fase de mi carrera. Después pienso tomarme un break, uno o dos meses, parar la pelota y dedicar tiempo a la familia. Recién ahí me pondré a estudiar las alternativas. Veremos si encaro algo en lo corporativo o armar algo propio. Hay varios inversores que confían en mí y quieren apostar.

Por Nicolas Gandini | Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , ,