FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

24/01/2020

Un nuevo round entre Vicentin y el Nación

El vicepresidente de la entidad, Matías Tombolini, se quejó de que la empresa no haya presentado un plan de pagos de su deuda.
Matías Tombolini, de origen massista, es actualmente vicepresidente del Banco Nación.

El vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini, se quejó de que el Grupo Vicentin, que el 5 de diciembre declaró un «estrés financiero», no haya presentado un programa de pagos por una línea de créditos de prefinanciación de exportaciones de la entidad financiera por $ 18.000 millones y no descartó una acción judicial, al tiempo que la empresa detalló las razones por la crisis financiera que atraviesa.

Si bien Tombolini aclaró que «no nos causa ninguna gracia que Vicentin esté en una situación como esta», dijo que la empresa no manifestó «ninguna propuesta concreta de pago», se mostró poco tolerante por una situación que es similar por la que transita la Nación y la provincia de Buenos Aires, que buscan renegociar la deuda pública con sus acreedores. «Yo quiero que Vicentin pague», confesó a Radio 10.

Por su parte, la empresa aclaró en un comunicado que «la crisis financiera que atraviesa Vicentin es consecuencia de una serie de factores» y destacó entre ellos que «durante los últimos 20 años invirtió fuertemente en plantas de biodiesel a partir de aceite de soja, etanol a partir de maíz, ampliaciones de capacidad de molienda de oleaginosas, puertos, etc., contrayendo para ello endeudamiento de distintas Instituciones, en su mayoría Internacionales».

Agregó que por la crisis de 2018 y la «incertidumbre política» de 2019 no pudieron renovar estas líneas de crédito y que en este sentido también afectó, «en el segundo semestre del 2019, el retiro de los depósitos en dólares de los bancos locales y el tradicional estancamiento de nuevas financiaciones del exterior en períodos eleccionarios, afectaron nuestras líneas de crédito».

También indicó que el apuro de los productores por vender sus stocks ante la posibilidad de nuevas retenciones fue otro factor y destacó que «nuestra deuda no fugó del país, sino que está invertida en bienes productivos, que junto con el trabajo de nuestra familia, instalada en el Norte de la provincia de Santa Fe desde 1929 y el de nuestra gente, nos permitirán, con mucho esfuerzo, salir adelante».

Según la firma agroexportadora, hace 50 años que se financia con líneas de crédito del Nación y que está trabajando intensamente en llevar una propuesta a sus acreedores comerciales y financieros.

Sobre esto, Tombolini había indicado que la cerealera «desde septiembre no paga un dólar» pese a que «tuvo récord de ventas el año pasado» e hizo hincapié en que «el Banco Nación tiene que ponerle el hombro a la pequeña y mediana empresa».

Archivado en: , , ,

 

 

Deja un comentario