FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

05/03/2020

Coronavirus: cuál es el costo económico según la ONU

La ONU estimó que la epidemia causó una pérdida en la economía mundial de u$s 50.000 millones. Caída de la industria en China.
La actividad económica en China se reactivó esta semana.

Un estudio de la ONU advierte que desde que se declaró la epidemia de Coronavirus, la enfermedad le ha costado al mundo u$s 50.000 millones y que sólo en China, la producción manufacturera se contrajo un 2% en el último mes.

Un trabajo realizado por la Conferencia de las Nacionaes Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD sus siglas en inglés), que fue presentado ayer, indica que la producción de instrumentos de precisión, maquinaria, automóviles y equipo para la comunicación son los sectores más afectados hasta el momento.

Este trabajo señala que «China ha sido el mayor exportador del mundo y una pieza clave de las cadenas de producción global a lo largo de las últimas dos décadas. Es un proveedor fundamental de bienes y componentes de automóviles, teléfonos celulares y equipo médico entre muchos otros productos».

Las medidas tomadas en ese país por la extensión de la enfermedad provocó una desaceleración de la actividad económica, que llegó a su nivel más bajo desde 2004. Esta situación provocó que varios bancos centrales de países desarrollados bajaran la tasa de interés para «estimular la economía» y «contrarrestar el pánico en los mercados financieros».

La UNCTAD indica que los países que más sufrieron el impacto económico de la epidemia son los de la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Vietnam. Pero también los países en desarrollo, que dependen de las materias primas, sintieron las consecuencias negativas en sus economías por el Coronavirus.

“Si la propagación del virus no se mitiga en el corto plazo, el impacto general en la economía global sería sustancial en términos de un retroceso muy negativo”, explica Pamela Cocke-Hamilton.

China maneja el 20% del comercio global de bienes intermedios manufacturados, por lo que, en caso de prolongarse la epidemia, afectaría las industrias de todo el mundo. «China ha hecho un gran trabajo de contención, pero ha sacrificado su economía, al menos en las primeras semanas. Hizo cierres planificados, restricción de movimiento de personas, ambas medidas necesarias, aunque tomarlas conlleva consecuencias económicas», subraya Coke-Hamilton.

Si bien las industrias podrían recurrir a otros países que no sean China para abastecerse de esos productos, como México o Europa del Este, esto requiere tiempo. Así como no es fácil mover la producción de un país a otro, también hay problemas de infraestructura y logística que no se resuelven rápidamente.

Archivado en: , , ,