FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

21/03/2020

Gabriel Barbagallo, de Osde: «Hoy todos somos eslabones de la salud pública»

El gerente de Relaciones Institucionales de OSDE, habla de cómo enfrentan las prepagas la pandemia y habla de los problemas económicos que va a sufrir el sector.
Gabriel Barbagallo, gerente de Relaciones Institucionales de Osde.

La epidemia de Coronavirus está poniendo en jaque a la salud de todos los habitantes del planeta, con un costo inconmensurable de vidas, y a la economía global. Y de está, la Argentina no está exenta: ya son casi 160 los infectados y tres los fallecidos (por lo menos hasta el mediodía).

Más allá de la salud pública en manos del Estado, las empresas de medicina prepaga no sólo ya atienden pacientes (el primer caso fue tratado por este sector) sino que también va a sufrir un estrés que abarca a sus profesionales y a sus finanzas

Gabriel Barbagallo, gerente de Relaciones Institucionales de Osde, indicó, en este sentido que «hoy todos somos eslabones de la salud pública. Tenemos que alinearnos. Primero con la difusión y medidas de prevención y ahora directamente con la operación, que tiene que ver con los protocolos», dijo en declaraciones al programa Dato sobre Dato de radio Milenium.

Barbagallo señaló que el sector estima que «es inevitable» que ya comience un momento de alta circulación del virus. «Lo más importante que tenemos que hacer es no desbordar los sistemas sanitarios. Sabemos que va a haber muchos enfermos, lo importante es que no aparezcan todos juntos porque el sistema sanitario puede desbordar», agregó.

Osde en realidad no tiene ningún sanatorio propio, aunque la prepaga está articulada con todos los sanatorios privados del país y su acción es armar «toda la logística pre hospitalaria, desde ahí estamos fuertemente trabajando», aclaró el ejecutivo.

«Hoy salió una compra importante de respiradores. Respiradores para una epidemia hay, no hay si todos juntos son los que se contagian. Es lo que está pasando en Italia y en España. Se calcula que el 80% de la gente que se infecte la va a pasar como una gripe sencilla de muy baja complejidad. Del otro 20% va a haber una cantidad con cuidados más estrechos y una pequeña proporción que necesitan respiradores, si todas esas personas van todas juntas, ahí vamos a estar con el riesgo de colapso», indicó.

La medicina privada ya prevé que se está ingresando en la fase en la que aumentan la cantidad de contagios y que los casos dejan de ser importados para ser autóctonos. De ahí que destaquen la importancia de la cuarentena. Barbagallo sostuvo que el aislamiento y otras medidas son claves para que la la epidemia no sean tan grave en poco tiempo.

«Lo primero que necesitas son camas críticas. Para ese pequeño porcentaje de casos que van a recibir asistencia respiratoria mecánica son menos todavía», indicó y agregó: «Mientras los casos sean como los de ahora, importados, yo creo que el aislamiento se puede hacer pero va a llegar el momento que va haber que empezar a clasificar a las personas que son de baja complejidad y ahí se va a evaluar si quedan aisladas en su domicilio o en centros de aislamiento no asistenciales, como clubes u hoteles, y dejar solamente la capacidad y estructura sanitaria para aquellos casos que requieran atención médica específica e instrumental.»

«Toda la situación hoy va a tener que estar concentrada en la pandemia, todos los recursos humanos, financieros y materiales. Esto es lo urgente y esto no quiere decir que no haya cosas importantes que no se pueden dejar de atender, tiene que ver problemas de la gente que no están relacionados con el Coronavirus. Hay gente que necesita medicación, tratamientos… Todo eso se sigue realizando, todo aquello que pueda esperar va a tener que esperar. Todo aquello que se puede resolver de manera domiciliaria, envíos de receta, ya se está poniendo en marcha. Ya hay diálogos con las cámaras farmacéuticas», destacó.

En cuanto los problemas económicos que va a generar esta enfermedad, Barbagallo dijo que «la descompresión fiscal es importante porque esto requiere un gran movimiento y un gran gasto. El impuesto al cheque, el otro relacionado a las contribuciones, me parece importante pero igual creo que hoy lo epidemiológico supera a lo económico. Creo que vamos a sufrir un problema importante económico de acá en algunos meses y habrá momento para analizarlo. Las cámaras de salud están haciendo los planteos necesarios para tratar de mitigar esa parte. Las cadenas de pagos se van a resentir, todo lo sabemos, pero lo primero que tenemos que enfrentar hoy es la pandemia. Entendemos también la posición del Estado que tiene que atender la caída de todos los sectores pero, bueno, la salud como un servicio crítico en estos momentos requiere de medidas.» 

Archivado en: , , , , ,