FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

07/04/2020

El gobierno pagó $ 24.600.000 más sólo por el azúcar

Por Ceferino Reato* / La licitación fue de apenas un día y se pagó $ 24 de más por kilo de azúcar. Qué dijeron las marcas líderes.
El gobierno compró una marca azúcar poco conocida y dejó afuera a las primeras marcas de ese producto.

El Ministerio de Desarrollo Social, encabezado por Daniel Arroyo, gastó 24.663.600 millones de pesos de más solo en la compra de 1.020.000 kilos de azúcar al pagar 24,18 pesos de más por cada paquete, en una licitación que duró solo un día.

Además, al pagar 75 pesos por kilo de un azúcar de una marca poco conocida, “La Muñeca”, el gobierno privó a la gente que concurre a comedores y merenderos de un producto de mayor calidad, blanco refinado, que es provisto por tres marcas: Ledesma, Arcor y Chango.

Pero, el gran ganador no fue La Muñeca, que es un fraccionador, sino el proveedor del Estado, que pagó por el producto 38,50 más IVA por precio para embolsar casi 29 millones de pesos de ganancias sin haber producido ni fraccionado un solo gramo de azúcar.

La licitación de azúcar, aceite, fideos, arroz y lentejas duró apenas un día, del 3 al 4 de marzo, y la mayoría de las empresas que pudieron haber estado interesadas ni siquiera se enteraron.

Tanto apuro fue justificado por Arroyo en que se trató de una emergencia alimentaria debido a la cantidad de personas que afluyeron a los comedores y merenderos a causa de la cuarentena por el coronavirus, que calculó en 3 millones más.

Arroyo admitió que pagó de más, pero dijo que no pudo convencer a las empresas, que “se plantaron” en esos precios. Y que decidió la compra frente a la emergencia alimentaria.

Pero, la licitación fue organizada mucho antes de que el gobierno dispusiera el aislamiento social obligatorio.

Consultadas las tres marcas líderes, informaron que el precio para las ventas directas acordado en Precio Cuidados es de 42 pesos más IVA el kilo. El consumidor termina pagando 56 pesos en la góndola por la ganancia en la distribución y  la venta, un margen que el Estado se habría ahorrado en una compra directa.

*Editor ejecutivo de Fortuna

Archivado en: , , , , , , , ,