FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

11/02/2015

El «Kill Switch» para matar teléfonos robados reduce los crímenes

En Argentina se roba un teléfono cada minuto, un 30% de los que hoy estan en la calle serán robados para fin de año, sin embargo ninguna empresa bloquea los teléfonos si no hay una denuncia policial ¿Que sucedería si lo hicieran? En Londres la baja de robos de este tipo es de un 40%, […]

En Argentina se roba un teléfono cada minuto, un 30% de los que hoy estan en la calle serán robados para fin de año, sin embargo ninguna empresa bloquea los teléfonos si no hay una denuncia policial ¿Que sucedería si lo hicieran?

En Londres la baja de robos de este tipo es de un 40%, en EEUU Apple Inc. sumó el «kill switch» en Septiembre de 2013 para sus iPhone ¿Las cifras? Similares, en San Francisco la baja fue notable, también un 40% en un año, en New York un 25%.

El Kill Switch lo envía el operador, es una señal especial al software del smartphone dejándolo inutilizado y hasta borrando los datos personales del dueño original.

Si un simple bloqueo puede bajar los robos a la mitad evidentemente es una herramienta muy útil, pocas políticas de seguridad han logrado semejante rendimiento en tan sólo un año y son, por lo general, costosas y muy difíciles de implementar.

En cambio en los teléfonos es muy fácil y barato. Tanto Apple como Samsung y Google tienen en sus sitemas la opción, Microsoft está por implementarlo en el próximo Windows Phone.

¿Pueden los operadores solucionar esto? Además del «Kill Switch» tienen la opción de bloquearlos por el número de IMEI, lo que se conoce como «banda negativa», algo que rara vez realizan pero que liquidaría casi al instante el negocio de reventa de teléfonos robados.

En cambio las operadoras aceptan cualquier equipo sin discutir el origen porque el negocio se ha centrado en la venta de líneas nuevas y no de equipos, en más clientes en vez de mejores clientes, una situación rara y muy particular.

Ahora bien, el IMEI se puede cambiar, esto significa que los ladrones sí tienen la posibilidad de revender el producto aunque sea a un precio algo bajo, el cambio de IMEI se considera ilegal pero ¿Quien lo verifica?

Un par de búsquedas en Google nos ofrece decenas de «servicios» para desbloquear banda negativa, hecha la ley, hecha la trampa, pero no es tan fácil con un Kill Switch que viene a cubrir esta falencia justamente.

Siempre existirá algún método para saltear estos bloqueos, pero lo importante es que deja de ser interesante el negocio del robo para reventa, uno de los mayores problemas para los dueños de teléfonos inteligentes.

Archivado en: , , , , , ,