FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

22/03/2015

Boom de cuotas: anticipan compras por dudas

Planes de pago a 18 o 30 meses sin interés ya impulsan las ventas de bienes que, atados al dólar, podrían subir de precio tras las elecciones. Autos y electrodomésticos, a la cabeza.
Tablero. Axel Kicillof ríe en un avión de Aerolíneas Argentinas, el jueves pasado. Foto: Prensa Ministerio de Economía
Tablero. Axel Kicillof ríe en un avión de Aerolíneas Argentinas, el jueves pasado. Foto: Prensa Ministerio de Economía

Por Paola Quain y Agustín Ceruse

En los primeros meses de 2015 el consumo ha comenzado a revertir la profunda caída de 2014. En parte, porque bancos y comercios han extendido planes de cuotas y también porque los argentinos, con mucha experiencia en crisis, intentan adelantarse a una posible devaluación tras el recambio gubernamental. Con algo de oxígeno en su poder de compra, se adelantan a comprar y no cualquier bien: aquellos que atados al dólar pueden cambiar de precio tras un eventual ajuste cambiario después de diciembre.
De hecho, el director comercial de NewSan, Jorge Arpi, una de las mayores fabricantes de electrodomésticos en Tierra del Fuego, confirmó que las ventas aumentaron durante el primer bimestre en prácticamente todas las categorías. Y aclaró: “Mientras el contexto macroeconómico no se altere, tampoco lo haría la demanda de productos electrónicos y para el hogar”. Por su parte, el director comercial de Frávega, Alejandro Taszma, indicó que la demanda de tecnología ha estado creciendo continuamente.

El experto en consumo Guillermo Oliveto, de la consultora W, y el economista Martín Tetaz señalan que efectivamente existe un “rebote” del consumo por la caída de 2014. Para el primero, las claves son la expectativa de aumentos salariales (30%) superiores a la inflación estimada (25%) y los incentivos gubernamentales para consumir. Para el segundo, la estabilidad del dólar blue genera confianza al momento de gastar. Ambos recuerdan que lo sucedido durante las vacaciones fue un anticipo. Oliveto, además, adelanta que cuando cierren las paritarias, entre mayo y junio, más cerca de las elecciones, el alza del consumo se profundizará más.

A largo plazo. En los últimos meses, los bancos sorprendieron al lanzar ofertas turísticas de hasta 18 cuotas fijas, que terminan bien entrado 2016, con pronóstico económico. Desde el sector financiero explicaron que no proyectan ningún evento económico negativo de cara a las elecciones de octubre. Además, reconocieron que, aunque luego sucediera, “ningún banco podría fundirse por ofrecer una promoción de este tipo”. La estrategia, en cambio, es continuar posicionándose en destinos muy valorados por el cliente.

Sobre ruedas. Las automotrices también sienten el impacto. En el caso de Peugeot y Citroën, desean potenciar sus operaciones a través del financiamiento de hasta $ 90 mil en 12 y 48 cuotas a tasas de 14,5%. El responsable financiero de la empresa, Juan Manuel Saed, aclaró que no observan una mora preocupante en el mercado. Por eso, los clientes pueden cerrar los acuerdos con sólo presentar su DNI y una boleta de servicio. Y explicó la logística implementada: “Nuestra manera de cubrir un hipotético altibajo en el sector luego de las elecciones es tomar depósitos de empresas en los mismos plazos y con tasas adecuadas para acompañar el financiamiento que brindamos”. Por su parte, el jefe de marketing de Renault Credit, Martín Pavazza, anticipó que “los planes en cuotas fijas y en pesos superan el plazo de las elecciones y no se modificarán sus condiciones firmadas por el cliente”. Actualmente, el promedio de operaciones cerradas se aproxima a 30 y 34 meses.

Publicado en la edición impresa del Diario PERFIL.

Archivado en: ,

 

 

2 pensamientos en “Boom de cuotas: anticipan compras por dudas”

  1. Y si alguien tuviese la menor duda,este boom turístico y en bienes de mediana duración es la exteriorización mas evidente de que el segmento ABC1,que incluye el 20% de la población,amarroco y acumulo suficientes dollars durante la bonanza como para seguir moviendo en algo la economía,trasladandose algunos incluso al»real estate».Lo que no significa una bonanza universal,porque el 30% de pobres y el 37%de trabajadores precarizados miran asombrados cuando en la panadería un triste criollito vale ya mas de 1$.De cualquier manera pone en evidencia que estos que pudieron acumular han evitado,hasta ahora,la espiralización inflacionaria y el «crash».

  2. Edgardo Luis:

    Primero los mismos números del Indek muestran que la década kagada implicó que los segmentos superiores de la sociedad se apropiaran de una torta mayor del PBI y se acentuara más la concentración económica, y no hablo de sólo de los Baez, Boudou u otros vivillos K.
    La espiral inflacionaria implica cambios en los repartos. Al ser una puja distribituva, hay quienes ganan y quienes pierden debido a que no es un aumento generalizado de los precios, y su contrapartida de salarios, absolutamente parejo.
    Esto es tan viejo que estaba el cuentito de que los precios subían por ascensor y los salarios por la escalera, agravado acá por un esquema impositivo que se apropia de una tajada importante del aumento salarial con impuestos que no actualizan los mínimos, algo realmente perverso.

    Resumiendo: No es una simple acumulación previa de dólares, si bien el PBI puede no crecer o incluso achicarse, los segmentos superiores que citas con los cambios relativos de los precios se apropian igual de una tajada cada vez mayor de la torta nacional.
    Los otros sectores sólo pueden acceder a determinados bienes y servicios cuyos valores reales ya llevan incorporado un componente inflacionario de entrada en planes por medio del plástico, un sistema de endeudamiento para estimular el consumo que en otras sociedades ha llevado a crisis astronómicas.

    Como descargo vale aclarar que acá este cambio en el reparto de la torta es con procesos inflacionarios y devaluatorios, a nivel global el mismo proceso se repite con otros tipos de crisis recurrentes que producen los mismos efectos, por ejemplo se calculó el año pasado que casi un centenar de personas poseían la misma cantidad de recursos que la mitad de la humanidad, al finales del siglo pasado era una cifra del 40%, y se estima que antes de que finalice esta década ese centenar de privilegiados tendrán más del 60%.
    En Europa un 10% de la población acumula la mitad de la riqueza del continente, y esto se acentúa más y más con cada crisis, algo que la escritora Naomi Klein en su libro «La doctrina del Shock» habia previsto.
    Todo un indicador del éxito del sistema económico mundial dominante.

    Por último que te pareció la bajada de decibeles de Griesa con el City, no te lo habia previsto?. Basto un telefonazo desde ex jefes del city desde arriba al juzgado y la situación dió un vuelco.

Los comentarios están cerrados.