FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

09/11/2015

El traspaso de una devaluación a los precios divide a los economistas

Por Patricia Valli |Entre los candidatos a presidente se piensa que una parte de los precios ya se ajustan por el dólar paralelo. Sin embargo, empresas y especialistas advierten que tal situación sería marginal.
La idea del gobierno saliente de mantener la inflación a raya con la variación del tipo de cambio oficial por debajo de las subas de precios puede rebotar en la nueva administración, donde –gane quien gane– los actores económicos descuentan un salto del tipo de cambio.Si bien entre los presidenciables circula la idea de que una parte de los precios ya se ajustan por el dólar paralelo, entre empresas y especialistas advierten que tal situación sería sólo marginal, por lo que una devaluación impactaría, como en 2014, en el costo de vida.

El traslado a precios o “pass-through” –en el léxico económico– podría ir del 20% al 40% de la tasa de devaluación, según el ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli, que integra el equipo de asesores del ex candidato a presidente Sergio Massa. También las pymes industriales calcularon cuánto podría impactar una devaluación del 20% en precios y estimaron que, en promedio, el traslado podría ser del 1,9% a los precios mayoristas, con subas más altas en electrónicos, textiles o autopartes por el encarecimiento de las importaciones.

“Una devaluación fuerte en medio de estos desequilibrios fiscales y monetarios es muy peligrosa porque se puede ir a precios”, advirtió Pignanelli. La referencia obligada es la devaluación del 22% de enero de 2014. El traslado llevó, según las mediciones privadas, a la inflación por arriba del 35% ese año.

De acuerdo con el Observatorio Pyme, “el impacto de una devaluación será mayor entre las pymes exportadoras, ya que requieren insumos importados en su función de producción, de mayor sofisticación tecnológica y, por lo tanto, menos sustituibles por producción local”.

Por el peso de los componentes importados, representantes del sector automotor estimaron que si se produce un ajuste del tipo de cambio del 30%, el impacto en precios podría llegar al 20%, aunque reconocieron que parte de la devaluación ya está incluida en los precios actuales como forma de cobertura. En 2014, con la devaluación de enero, los autos aumentaron 15% sus precios. “La reacción inicial fue que se dejó de vender porque no había precio”, recordaron desde un concesionario.

¿Por el blue? En esa línea, Andrés Neumeyer, director del Departamento de Economía de la Universidad Di Tella y editor del blog Foco Económico, consideró que “no corresponde hablar de devaluación” porque “los precios ya se rigen por el dólar blue”. “Cuando se comparan los precios de productos internacionales en la Argentina y en los Estados Unidos, se ve que la tasa de inflación, por ejemplo, entre 2011 y 2015, es más parecida a la del blue”, indicó. Tal tesis es compartida por parte de los equipos económicos de Cambiemos. “El cuadro del ‘pass-through’ es el que más miramos”, dijo hace unas semanas Carlos Melconian, durante la conferencia de la fundación FIEL.

Sin embargo, hay quienes tienen una mirada diferente y llaman la atención sobre los pronósticos demasiados optimistas en la materia. En una cámara que agrupa varias multinacionales, se lo manifestaron al propio equipo económico de Macri: “Nosotros no tenemos nada que siga el dólar paralelo ni el contado con liqui, por una razón: si ya estuviéramos tomándolo en cuenta, nuestro resultado en dólares se desplomaría”, explicaron en una reciente reunión en el Microcentro porteño. No es lo mismo dividir las ganancias en el país por 9,56 que por 14, precio estimado del contado con liquidación.

Desde la consultora ACM,  en tanto, mostraron su preocupación por “la minimización del impacto de una devaluación abrupta del tipo de cambio oficial sobre el nivel de precios, bajo el argumento de que la mayor parte de los bienes ya están ‘valuados’ según el paralelo. Sin desconocer que este fenómeno existe, no está claro cuán difundido está en la fijación de los precios locales”, indicó un análisis a cargo de Maximiliano Castillo Carrillo y Javier Alvaredo que advierte que “cuanto más consistente sea el conjunto de medidas que se adopten, el pasaje de una devaluación a precios se moderará”.

Archivado en: ,

 

 

3 pensamientos en “El traspaso de una devaluación a los precios divide a los economistas”

  1. Todos sabemos que aunque los empresarios tengan sus productos valuados a un dolar de $ 16 y con la devaluacion el dolar quede en $ 14 igualmente van a aumentar todos sus precios

  2. Fernando, nadie dice acá que no va a haber aumento de precios sino que se está discutiendo en cuánto se acelerará puntualmente la misma. Para tomar un ejemplo reciente y con la salvedad de que se trató de una medida aislada y tomada por un equipo económico sin credibilidad alguna, se ve que el IPC CABA del últ.Trim.2013 fue de 7,0%, el mismo 1er.Trim.14 luego de la devaluación del 23 % de enero, fue 13,4% y ya para el 2o.Trim.14 la inflac,fue de 8,2%, es decir que ya había pasado el oleaje de la deva. Entonces el pass through fue de 6-7%, o sea, algo inferior al tercio del salto devaluatorio. Un tema a tener muy en cuenta es que en aquel momento no se venía esperando la devaluación con tanta seguridad como ahora por lo que es falso decir que haya sectores que no hayan ya previsto algún % de devaluación. No hay regla más conocida para fijar el precio de algún bien transable que considerar el costo de reposición del mismo porque el que vende a un precio con el cual no asegura la reposición de la merca se queda con los stocks en cero en poco tiempo.

  3. Fernando

    Los empresarios valúan sus precios de manera de maximizar sus ganancias.

    Si utilizaras el criterio de valuar los bienes en dólares libres tomando una referencia de 10 años de evolución de precios en el mercado el Kg de Freddo valdría $ 45, no los $ 220 actuales que tanto preocupan al gato amigo del astuto de Redrado y un par de zapatillas de lona de la marca recientemente vendida a Brasil debería valer $ 170 no los $ 500 de venta al público.

    Este simple ejercicio de cálculo financiero te permite tomar una idea rápida de los márgenes de rentabilidad que manejan estos muchachos y del «colchón» que hoy tienen, en especial en sectores con un gran porcentaje de insumos importados los cuales los pagan en dólares.

Los comentarios están cerrados.