FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

11/12/2018

El año del rebote

Por Ceferino Reato* / Conviene ser prudentes en las previsiones sobre el futuro cercano, en especial en un país como Argentina donde todo es incierto.
¿Qué se puede esperar para este 2019?
Presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Qué pasará en la Argentina en el año que comienza dentro de un mes es una pregunta muy válida dado que todos tenemos que tomar decisiones económicas, cualquiera sea el rol que ocupemos en el entramado social. Pero, conviene ser prudente en nuestras previsiones sobre el futuro cercano, en especial en un país donde ni siquiera el pasado está firme; todo es incierto en nuestro país.

Como ejemplo nos deberían bastar las previsiones que tanto el Gobierno como la mayoría de los economistas hicieron hace un año sobre qué podíamos esperar en 2018: los ministros del ramo aseguraban que la inflación sería del 15 por ciento y que romperíamos, finalmente, el maleficio de los años pares —es decir, no electorales— y seguiríamos creciendo, luego de la recuperación en 2017.

Era un momento en que los funcionarios y los analistas afines se felicitaban por la elección del “gradualismo” como política económica. El presidente Mauricio Macri era considerado un verdadero genio político; su reelección en 2019 estaba asegurada y se estimaba que se sucederían gobiernos del PRO hasta 2031, por lo menos.

Esa prudencia básica es muy bien explicada por el economista Juan Carlos De Pablo en su columna de este número, en la cual afirma, con la lucidez que lo caracteriza, que el gran desafío económico continúa siendo elaborar una política económica “¡a prueba de argentinos!”.

El Informe Especial sobre qué pasará en 2019 ha sido encarado con esa prudencia. Los economistas coinciden en que debería ser el año del rebote; de un rebote más bien módico aunque suficiente para dejar atrás un 2018 fatal.

Es, realmente, un año para el olvido. No vale la pena citar cifras que todos estamos padeciendo; la oposición enfatiza —y hace bien— la transferencia de ingresos de unos sectores a otros, pero la magnitud de esta crisis se mide en la destrucción de capital a la que asistimos. La Argentina, en su conjunto, ha quedado mucho más pobre, más allá de que algunos sectores salen mejor parados que muchos otros.

En cuanto a 2019, la duda es cuándo comenzará la recuperación. Es un interrogante clave porque hay mucho en juego: en octubre hay elecciones presidenciales y Macri apuesta a su reelección. Se vislumbra un contexto singular: será la primera vez en mucho tiempo que un gobierno no podrá apelar a la obra pública, los préstamos y el peso sobrevaluado.

El oficialismo apuesta a que el rebote sea lo más generalizado posible y genere la sensación de que lo peor ya pasó y que esta vez sí la Argentina encontró definitivamente el sendero del crecimiento y el progreso. ¿Lo logrará?

*Editor ejecutivo de revista Fortuna

Archivado en: , , , , ,

 

 

7 pensamientos en “El año del rebote”

  1. Publinota de don Reato! los mismos que decían que 2016… que 2017… que 2018…que fácil que nos olvidamos de los pronósticos de éstos economistas!

  2. Este fo.rro de Reato, integrante del opus dei y chup.apija macrista, habla de “algunos sectores salen mejor parados que otros”. Y que “padecemos cifras económicas que mas vale no citar”. Además, “la gran duda para 2019 es saber cuándo comenzará la recuperación ” (dando por sentado, como buen entrerriano alcahuete, que habrá recuperación. Fo.rro, hijo de p.uta, arrastrado inmundo…. eso es lo que sos, CEFERINO REGATO.

  3. Este fo.rro de Reato, integrante del opus dei y chup.apija macrista, habla de “algunos sectores salen mejor parados que otros”. Y que “padecemos cifras económicas que mas vale no citar”. Además, “la gran duda para 2019 es saber cuándo comenzará la recuperación ” (dando por sentado, como buen entrerriano alcahuete, que habrá recuperación. Fo.rro, hijo de p.uta, arrastrado inmundo…. eso es lo que so, CEFERINO REGATO.

  4. No me cae mal ni Reato ni De Pablo pero, humildemente, aca erran. No hay que inventar un modelo ” a prueba de argentinos” porque nuestro problema no esta en nuestros genes, esta en como nos maleducaron durante por lo menos 50 las penosas clases politicas que nos gobernaron. El jubilado que se compra 100 usd no tiene la culpa, la tienen los que le sacaron 13 ceros a la moneda. Y en cuanto al rebote, no va a haber nada de eso en el 2019. Simplemente va a ser un año en que el gobierno no va a tomar medidas impopulares, porque las tomo todas este año. Y por demas incluso, lease los combustibles por ejemplo. En fin, la economia va a seguir atada y el pais igual de improductivo, ya que estructuralmente Cambiemos no cambio nada.

  5. Seee, el año del rebote, pero con coeficiente de elasticidad cero o negativo. Quedamos estampados contra el fondo, y esta última frase tiene múltiples acepciones.

Los comentarios están cerrados.