FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

12/12/2019

Un guiño del gobierno al dueño de Mercado Libre

Por Mario Rodríguez Muñoz / Matías Kulfas anunció la creación de una Subsecretaría de la Economía del Conocimiento lo que se interpretó como un aval a Marcos Galperín.
El CEO y presidente de Mercado Libre, Marcos Galperín, tras su reunión con Alberto Fernández luego de las PASO.

En el encuentro Propymes, que se llevó a cabo en La Rural, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, habló, entre otros temas, de la creación de una Subsecretaría de Economía del Conocimiento para administrar la nueva ley del sector y para estimular la exportaciones, lo que puede interpretarse como un guiño para Marcos Galperín, presidente y CEO de Mercado Libre.

Galperín, cuya empresa es uno de los unicornios argentinos y está valuada en u$s 29.000 millones, ya había mantenido una reunión con Alberto Fernández luego de la PASO. En esa oportunidad, el empresario señaló: “Se mostraron muy interesados por el trabajo que hacemos, el empleo que generamos, el tipo de empleo y en qué partes del país, cuáles son nuestras problemáticas. Nosotros presentamos Mercado Libre y Mercado Pago, y ellos nos contaron su visión para el país”. Galperín había hecho público su apoyo a Juntos por el Cambio.

Ver también: Galperín: “El marco laboral argentino es del siglo pasado»

La decisión de crear esta subsecretaría es una forma de darle una entidad mayor a este sector, más cuando la Ley del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento entra en vigencia el 1 de enero de 2020 y rige hasta el 31 de diciembre de 2029.

En ese lapso, las empresas, según las cámaras del sector, crearán 400.000 nuevos puestos de trabajo y exportarán u$s 15.000 millones.

La nueva norma reemplaza a la Ley del Software, que fue sancionada en agosto de 2004 y que provocó el reparo de algunos sectores respecto de Mercado Libre ya que decían que sólo deberían acceder a los beneficios las PyMEs y microempresas. Esta discusión quedó saldada con esta nueva legislación.

Por la nueva ley, a las firmas (más allá de su tamaño) se les reducirá el Impuesto a las Ganancias, tendrán que pagar menos en contribuciones patronales, gozarán de estabilidad fiscal y exentas de retenciones y percepciones.

Claro que para acceder a estos beneficios deben cumplir con algunas condiciones: que el 70% del negocio de la empresa sea de la actividad promovida. No tener deudas impositivas o previsionales. Cumplir con al menos dos condiciones: que el 3% de la facturación sea para investigación y desarrollo o que el 8% de la masa salarial se destine a capacitación del personal. Que se exporte el 13% de la facturación total. Y tener certificación ISO 9001.

Estos beneficios son por los que tanto pregonaba Galperín, más cuando el fantasma de Amazon está cada vez más cerca, aunque el unicornio argentino le lleve la ventaja de varios años en el mercado local y regional.

«Vine a buscar un diálogo, puntos de encuentros, un consenso», dijo el empresario a la salida de su encuentro con Fernández. Y parece que con las declaraciones de Kulfas logró su cometido.

Archivado en: , , , , ,