FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

26/02/2020

El problema no es la deuda, es volver a crecer

La Argentina no crece desde 2010. Este es un problema para generar los fondos necesarios para pagar la deuda externa.
El FMI concuerda con el Gobierno en que los acreedores deberán aceptar una fuerte quita en la deuda.

El Gobierno quedó muy contento con el comunicado de respaldo del Fondo Monetario Internacional luego de la primera vista bajo la presidencia de Alberto Fernández. Y tiene razón en estar satisfecho porque el FMI llegó a la conclusión de que la deuda argentina se ha vuelto insustentable y que los acreedores privados tendrán que hacer un esfuerzo importante si quieren cobrar; es decir, deberán aceptar una quita en sus acreencias.

Es lo que sostiene el Gobierno, que agrega que es impagable por culpa de la gestión anterior que tomó demasiada deuda en un plazo demasiado corto. Parte de razón tiene. Pero, si comparamos la deuda de la Argentina con la de otros países, incluso más desarrollados, vemos que la relación deuda/PBI es similar en muchos casos y que, incluso, en países como Italia ese ratio es mayor: llega al 135 % del PBI mientras que acá es del 90%, en total.

Pero, Italia no tiene una crisis de deuda: puede pagar los vencimientos.

Nuestro problema, en el fondo, es que no crecemos desde 2010. Por lo tanto, no generamos los pesos suficientes para pagar los vencimientos. En realidad, no producimos los pesos necesarios para pagar el gasto público, que es una de las razones del endeudamiento.

En conclusión, como dicen todos los expertos en deuda, por más acuerdos que hagamos ahora, si no dejamos atrás esta década pérdida, dentro de poco tiempo estaremos en una situación parecida.

*Editor ejecutivo de Fortuna.

Archivado en: , , ,