FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Emprendedores

29/04/2020

Alchimia Wines: alquimia líquida

Con vinos de primera calidad y etiquetas galardonadas, desde la marca cuentan con un gran trayecto y remarcan la importancia de brindar una experiencia del más alto estándar para sus consumidores.
Tomás Jans - Presidente de Alchimia Wines

Somos un pequeño grupo de personas que hace su trabajo con humildad, compromiso y mucha pasión, sabiendo que se pueden hacer grandes cosas a baja escala. Como creador de la marca y actual presidente de Alchimia de los Andes, me he rodeado de buena gente, condición básica y fundamental. Juntos, hacemos cosas sorprendentes.

En el mundo del vino nada se logra en poco tiempo. Todo tiene su ritmo e inercia y hace falta ser perseverante y paciente para lograr los resultados que uno ansía. Nuestros vinos, en esencia, se basan en un detallado trabajo en los viñedos, lugares en los que éstos se conciben y crean. Nuestro enólogo, Cristian García, es el alquimista que hace realidad nuestros sueños, con un trabajo minucioso, técnicamente impecable y la conciencia de que debemos ofrecer lo mejor de nosotros a cada persona que abre una botella de nuestros vinos. Ofrecemos vinos complejos, concentrados pero elegantes y fáciles de tomar. 

Algunos creen que la esencia de las propuestas boutique está en las pequeñas cantidades. Nosotros creemos que el arte está en la calidad de los productos que ofrecemos, en estar en cada detalle, en cumplir con un altísimo compromiso lo que nuestros clientes y consumidores esperan de nosotros. Es un concepto más cualitativo que cuantitativo.

Yo siempre digo que dormimos con una frazada corta: o nos tapamos los pies, o los hombros. Debemos elegir qué priorizar, porque los recursos son siempre escasos. Nosotros tenemos dos prioridades fundamentales en el desarrollo de nuestras propuestas: la principal es el vino en sí mismo y la segunda son las etiquetas, que deben transmitir la esencia de nuestra marca y de cada vino que visten. No cedemos un milímetro en la calidad de ambos, y lo logramos generando eficiencias en todos aquellos elementos que no agregan valor a la experiencia de consumo.

En los últimos dos años hemos aumentado los precios en sólo un tercio de las medidas oficiales de la inflación. ¿Por qué? Porque buscamos que nuestros consumidores sientan esa sorpresa positiva de poder consumir un vino que les ofrece más de lo que esperaban y apostamos a que un consumidor satisfecho nos concederá su lealtad en el largo plazo. ¿Cómo? Trabajamos incansablemente para minimizar los costos operativos y, así, no trasladar ineficiencias al consumidor. Además, aceptamos ganar menos.

Estamos acá para dejar un legado. En esta búsqueda no hay espacio para el oportunismo. El consumidor sabe lo que busca en un vino y lo que está dispuesto a pagar por él. Nos enorgullece mucho poder mirar hacia atrás y ver que en estos años hemos logrado desarrollar un portafolio de valor agregado, mejorar la calidad cosecha tras cosecha, recibir de consumidores y clientes un marcado reconocimiento de las virtudes de nuestros vinos.

En nuestra gestión diaria, estamos muy cerca de consumidores y clientes. Es la forma de estar conectados a la realidad y vivirla personalmente. Nos basamos en relaciones personales muy cercanas con nuestros clientes, que comunica todos los días nuestros valores y propuestas, buscando darles un servicio destacado. También nos conectamos directamente con el consumidor haciendo degustaciones, que ellos amablemente organizan.

Siendo la primera generación en esta industria, buscamos construir un legado, sin herencias ni condicionantes. Nos permitimos hacer las cosas como creemos que hay que hacerlas y nos hacemos responsables de nuestros resultados. Somos una empresa pequeña, con mentalidad de grande y corazón de PyME. Somos pocos y trabajamos mucho. Festejamos todos nuestros logros y capitalizamos en aprendizajes cada uno de nuestros desaciertos. Hemos crecido muchísimo en los últimos dos años (cuadriplicamos nuestra facturación) en base a creer que se pueden hacer las cosas de manera generosa.

Esperamos nunca perder el espíritu emprendedor que nos llevó a fundar nuestra bodega. Quisiéramos mantener vivos los valores con los que hicimos realidad este sueño: ambición basada en el esfuerzo, aprender con humildad, respeto por las personas y el medio ambiente, cuidar siempre los detalles, hacer todo con mucha pasión, voluntad de servir, valorar cada logro en nuestra historia. Este será el legado que dejaremos a nuestros sucesores.

Conoce más en www.alchimiawines.com.ar o en sus perfiles de Instagram y Facebook.

Para contacto: tomas@alchimiawines.net // +5491158485566.

Archivado en: , ,