FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

23/07/2020

El 63% de los empresarios espera un segundo semestre peor que el primero

El 97% de los ejecutivos ve una caída de la economía, y dos tercios de los entrevistados prevé que de acá a fin de año la situación va a empeorar.
Roberto Murchinson es el titular de IDEA.

Una encuesta realizada por IDEA y D’Alessio IROL sobre las expectativas de ejecutivos de distintas empresas muestra que el 97% observa una caída de la economía y un 63% espera que el segundo semestre de este año sea moderadamente peor o mucho peor que el primero.

Además, tanto las inversiones como el empleo dan un balance negativo (lo mismo sucedió con la encuesta anterior que dio igual en estos dos índices).

Este estudio, que fue presentado por Eduardo D’Alessio y el economista Luis Secco, señala que el primer semestre estuvo marcado por «factores imprevistos», como la pandemia del coronavirus que afectó a la Argentina y al mundo.

Es por esto que los ejecutivos indicaron que las exportaciones están alcanzadas por situación recesiva.

De la encuesta, realizada a 190 socios de IDEA, surge que a pesar de que las exportaciones tendrán un balance negativo, el 26% cree que van a incrementarse las ventas al exterior.

También, de las respuestas surge que los precios tendrán un ajuste «inferiores a la inflación y aumentos de costos salariales», indica la encuesta.

Por otro lado, estimaron que los aumentos salariales estarán por encima de la inflación.

Además, los ejecutivos seálaron que la estabilidad institucional es el principal factor para que lleguen inversiones al país.

Un 14%, en especial PyMEs y empresas del sector de servicios, confía en que las inversiones van a aumentar.

En cuanto al origen de los problemas y recomendaciones al Gobierno, los encuestados indicaron que «las condiciones de contratación e incentivos fiscales son factores clave para mantener y generar empleo».

Los ejecutivos apuntaron que con el teletrabajo, las empresas mantuvieron e incluso aumentaron su productividad, aunque una tercera parte señaló caídas.

Sobre esta modalidad de trabajo, parecería que el home office tendería a convertirse en una forma habitual para las empresas.

El teletrabajo se ha tornado en el factor predominante en 8 de cada 10 empresas entrevistadas.   

«Uno de cada tres entrevistados espera alguna evolución positiva de sus ventas para el año próximo», advierte este trabajo.

Para los que hicieron este trabajo, «el balance total es negativo», con caída sostenida de la rentabilidad, aunque una quinta parte considera que este indicador se puede recomponer.

Para aumentar la competitividad, los factores que se consideraron como los más importantes fueron: la reforma impositiva, reforma laboral y baja de inflación.

 «Como cuarto elemento, con menor mención, aparece el buen funcionamiento de las instituciones y la justicia», afirmaron.

Archivado en: , , , , ,