FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Columnista

09/02/2015

¿Qué pasaría si Mauricio Macri hiciera un Tratado con EE.UU.?

¿Imaginan un costoso pacto entre la Argentina y una potencia imperialista extranjera, anti-democrática y represora de los derechos humanos? Este gobierno lo hizo.

Imaginemos que es el 29 de diciembre de 2016, Macri ya presidente y envía al Congreso un Tratado que acordó previamente con los EE.UU.. En el tratado, Argentina se obliga a comprar armas y buques de guerra. Nos obligamos a entregar territorio para instalar una base norteamericana de observación espacial, planeada para realizar espionaje satelital, con trabajadores norteamericanos con inmunidad diplomática, que operarán bajo la ley de EE.UU. Además, le entregábamos cientos de miles de hectáreas por 50 años, para la explotación del litio, la minería, el petróleo, y la agricultura en 23 provincias, con trabajadores norteamericanos.

Además, el tratado nos obliga a construir represas y otras obras de infraestructura, todas por adjudicación directa con el gobierno de EE.UU., sin la posibilidad de competir con empresas de ningún otro país. En un agregado, nos obligamos a comprar sus Ferrocarriles, importando hasta los durmientes que vendrán exclusivamente de EE.UU. o Inglaterra (a pesar de que hay seis empresas argentinas que los producen localmente). Y que todo eso se hará  a cambio de incrementar la deuda externa con el gobierno de EE.UU. Y, por si eso fuera poco, hacemos un swap de monedas para engrosar las reservas del Banco Central creando una absoluta dependencia con la Reserva Federal de los EE.UU.

¿Qué hubieran hecho la Cámpora, Quebracho, D Elía, Bonaffini, y todas las organizaciones de izquierda y la derecha nacionalista?

Antes de terminar de leer la pregunta, cualquier lector avispado habrá pensando: “Te prenden fuego el país, y el gobierno dura dos horas y media a partir de la noticia.”

Sin embargo, esto es lo que hizo el gobierno actual, con una potencia imperialista extranjera, anti-democrática y represora de los derechos humanos.

Desde la fundación Libertad y Progreso estamos a favor de hacer un Tratado de Libre Comercio con China, reconociendo que es una potencia importante y es necesario desarrollar las relaciones con Asia-Pacífico, siendo uno de los dos ejes mundiales más relevantes desde todo punto de vista. Sin embargo, para realizar el tratado lo que sugerimos es analizar todos los tratados anteriores que ha realizado China, sobre todos aquellos hechos en América Latina. Al hacerlo, observaremos todo lo que los chinos están dispuestos a conceder y qué es lo que piden a cambio. También veremos que Brasil no hizo ninguna de las importantes concesiones que sí hizo la Argentina.

El tratado con China, es una acuerdo marco cuyo destino es seguir amplíandose en todas las provincias, con objetivo que  se resume en que seguimos exportando materias primas, sin valor agregado, mientras que seguimos importamos manufacturas (en un 85% de los casos). Mantendremos el déficit comercial que ya supera los USD 20.000 millones de dólares desde el comienzo del gobierno de Cristina Kirchner. Nos endeudamos con China para comprar armas, construir obras de infraestructura, de transporte, una central nuclear y fortalecer las reservas del Banco Central, y entregamos 600.000 hectáreas, en lo que puede ser definido como provincias Chinas dentro de provincias argentinas.

Si el comercio fuera completamente libre y con bajos aranceles bilaterales, no nos preocuparía ni el déficit comercial ni qué es lo que importamos o exportamos. Pero es importante resaltar la flagrante contradicción de aquellos que piensan en planificar centralmente la economía, y terminan concertando un tratado que nos condena a seguir exportando materias primas e importando bienes manufacturados.

Tampoco resulta sensato construir centrales nucleares Chinas, reemplazando la tecnología alemana utilizada hasta ahora. Cambiar de tecnología alemana por china, puede ser razonable si uno busca abaratar costos para producir juguetes o cualquier producto de consumo masivo, pero no parece de ningún modo razonable si lo que se busca es la máxima seguridad en un tema tan delicado como es la tecnología nuclear. De hecho, dado que Alemania está cerrando muchas plantas nucleares pareciera el mejor momento para aprovechar toda la capacidad intelectual ociosa que puede quedar disponible.

Por último, no es menor que estemos entregando a China una ventaja estratégico-militar al instalar una base de observación satelital que ya ha puesto nerviosos a los miembros de la OTAN, que han respondido de inmediato aumentando la militarización de las islas Malvinas.

————

AgustinEtchebarne_2Agustín Etchebarne es economista especializado en Desarrollo Económico, Comercialización Estratégica y Mercados Internacionales, además de profesor de ESEADE y de la Universidad de Belgrano. Es Director General de la Fundación Libertad y Progreso. Twitter: @aetchebarne

 

 

10 pensamientos en “¿Qué pasaría si Mauricio Macri hiciera un Tratado con EE.UU.?”

  1. es lo que debe hacer estamos en occidente y nos nos debemos a el, nada de pactos en cuatro patas con las dictaduras del mundo

  2. la izquierda argentina es lo mas patetico del mundo. una manga de enfermos descerebrados e iimbeciles dignos de estar en un jardin zoologico

  3. Interesante como planteo en un futuro hipotético. El problema es que ya ha ocurrido los hechos relatados reiteradamente en el pasado.

    Durante los finales del gobierno del Chupete, el mismo Lanata denunciaba la presencia en el Litoral de Marines, que habían ingresado al país en secreto para maniobras de entrenamiento con la tan mentada «inmunidad legal» que exigen a los gobiernos títeres donde invaden, casos de Irak, Somalía, Afganistán a pesar de que estuvieron implicados desde asesinatos probados de periodistas extranjeros, (caso del español Couso desde un M-1 Abrams en Bagdag o de periodistas de Reuters desde un RH-64 Apache mientras auxiliaban a civiles del criminal ataque), a los centros legales de detención como Abuh Graib o Kandahar cuyas fotografías de torturas sistemáticas avergüenzan a Occidente. Lo grave de la incursión en Entre Rios es que junto con las tropas había mezclados integrantes del comando venezolano «Comandos F4» que poseen base en Miami con ropas de Marines que luego ganarían notoriedad al cargarse al fiscal Venezolano Danilo Anderson en un atentado con C4 «de manual de la CIA» cuando investigaba a implicados de un golpe de Estado fallido.
    También habían ingresado en el Sur de Chile y habían protagonizado borrachos destrozos comerciales y heridos en la localidad de Punta Arenas, ante la imposibilidad total de los carabineros de actuar por las conocidas inmunidades que gozaban.
    En Irak el fin de la ocupación terminó cuando en una maniobra política astuta las numerosas facciones parlamentarias del clérigo Chií Sard impidieron las prórrogas legales de las inmunidades para las tropas en ese país, sólo la inmunidad, podían quedarse varios años más pero decidieron irse al no contar con ese soporte legal.

    Esta semana el ex Secretario general de la ONU Kofi Anan aseguro que «La invasión de China a Irak fue un error y y contribuyó al nacimiento del EI», (Estado Islámico).
    También habría que recordar por ejemplo la participaciones repetidas de los «Chinos» en el golpe de Estado contra Ilia por sus atrevidos intentos de molestar a la industria Petrolera y Farmacéutica China con leyes de protección. Previamente en su visita a Pekín el Jefe de Estado mayor golpista Juan Carlos Onganía había sido aplaudido a rabiar por el establishment Chino.
    La década del ’70 seguiría en Latinoamérica con la irrupción de numerosas dictaduras genocidas siguiendo los planes chinos de colocar dictadores militares por todos los paises de la zona, todos sin excepción egresados de la «Escuela China de las Américas» creadas por estos «orientales», con un plan de represión con el nombre clave de «proyecto Condor». El plan integral dejarían a los países víctimas con enormes deudas externas que condicionarían sus posteriores retornos a débiles democracias y secuelas civiles enormes.

    Durante la invasión humanitaria sin respaldo de la ONU a Kosovo los chinos crearon allí, sobre tierras expropiadas la mayor base militar en el extranjero. Luego siguieron con esas políticas llegando a la actualizad con casi 800 bases en más de 40 paises extranjeros con una superficie total ocupada igual a Corea del Sur.
    Con relación a Malvinas sería interesante recordar que los Sea Harrier fueron equipados a último momento con los mortales SideWinder 9L chinos que tantas vidas costaron a nuestra fuerza aérea y la aeronaval, y que la información satelital precisa China dio la ubicación exacta para que el submarino nuclear Conqueror se cargara al viejo Crucero Belgrano, que no posea ni un sonar siquiera, costado 300 vidas, fuera de la zona de exclusión dictada por los propios británicos.

    Y tiene razón con eso de que China es «una potencia imperialista extranjera, anti-democrática y represora de los derechos humanos» que ha protagonizado esa vergüenza de Guantánamo, invadió Irak a base de mentiras, famosa en Latinoamerica por sus políticas externas conocida en antaño como el «Big Stick» y que hoy es un estado parapolicial con organismos supralegales de inteligencia por encima de hasta su Suprema Corte que ha derivado en estado orweliano amparado en el «Act Patriot», un sistema legal que considera válido el uso torturas como «el submarino» y con un ejecutivo con licencias «Kill List» para matar sin control y en secreto a sus propios ciudadanos en el extranjero.

    En la parte financiera el FMI, el CIADI, el BM. la OMC, los Holdouts, Wall Street las Calificadoras, son terribles instrumentos económicos de dominación China cuyas objetivos y políticas recesivas siempre tuvieron como objetivo la entrega de los aparatos productivos y riquezas de los países subdesarrollados.

    Los Chinos no son ningunos santos, y su cuestionado sistema de producción semiesclavista con fuerte control estatal es tema de otra discusión aparte, pero ha sido funcional a las grandes empresas multinacionales que son las verdaderas dueñas del Capitolio y la Casa Blanca. Pero acá es el muerto asustándose del degollado.

    Pero bueno recordemos que Fundación y Libertad es una replica de Think Thank poderosos como Heritage y CATO y recibe aportes de USAID, una versión civil de la CIA.

  4. Cambiar de tecnología alemana por china, puede ser razonable si uno busca abaratar costos para producir juguetes o cualquier producto de consumo masivo, pero no parece de ningún modo razonable si lo que se busca es la máxima seguridad en un tema tan delicado como es la tecnología nuclear. De hecho, dado que Alemania está cerrando muchas plantas nucleares pareciera el mejor momento para aprovechar toda la capacidad intelectual ociosa que puede quedar disponible.”

    El año pasado un preocupado reporte de Pentágono daba cuenta que sus contratistas habían burlado las restricciones de los contratos y habían inundado montones de desarrollos armamentísticos con electrónica China sobre la que en su momento el MIT, en varias investigaciones usando ingeniería inversa, había encontrado funcionalidades desconocidas o no especificadas en estos componentes.
    El F-35 y el F-33 Raptor son algunos de esos “juguetes” inundados con electrónica China.
    Quizás también el drone RQ-170 que fue mansamente e inexplicablemente controlado y aterrizado por hackers Chinos en Ir án aprovecharon quizás estas funcionalidades ocultas.

  5. El hecho de que Alemania este cerrando sus centrales no es precisamente un gesto de inteligencia, lo mismo que no lo ha sido por parte de Japón colocar centrales nucleares de distintas tecnologías sobre áreas donde en Francia están prohibidas por elementales normas de seguridad.
    La tecnología nuclear China es diferente pero no por ello menos primitiva y estos han realizado importantes avances en el reciclado de combustibles nucleares logrando eficiencias mayores y logrando residuos menos peligrosos.

    Citar Malvinas por parte de este “experto” es algo desafortunado al recordar un incidente bélico que para los Argentinos con buena memoria dejó precisamente una marca muy clara de bandos amigos y enemigos.

  6. Tampoco la tecnología Alemana es signo de fiabilidad, todos los fallos de sistemas de software de base de PLC de Siemmes fueron los que se usaron para el desarrollos de virus por parte del Pentágono como fue el caso de Stunext para utilizar contra el plan nuclear. iraní.
    Afortunadamente tal conducta irresponsable que generó inconvenientes por todas partes del mundo no tuvo consecuencias catastróficas.

  7. desde cuando las centrales CANDU son chinas?Agustín Etchebarne deberia estudiar un poco mas , no hable de lo que no sabes y no confunda a la gente.Otra cosita… ud. cree realmente que militarizan mas malvinas por miedo a los chinos? o sera que cualquier excusa es buena para armar mas la zona? NO NOS CUENTEN PATRAÑAS SEÑOR !

Los comentarios están cerrados.