FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Protagonistas

03/05/2015

Los 10 músicos más ricos de todos los tiempos

Madonna, Mariah Carey, Paul McCartney y Bono son algunos de los que cuentan con el mayor patrimonio de todos los tiempos gracias a la música.

El sitio The Richest elaboró la lista de los 10 músicos más ricos y abarca individuos de una amplia gama de géneros, por lo que es claro que no sólo las industrias más recientes de hip hop y pop han sido capaces de generar grandes sumas de dinero.

La selección se armó a base de una combinación de los estudios que se han comprobado con la información proporcionada por la revista Forbes.

El puesto número 10 lo ocupa Dolly Parton, quien ha combinado su capacidad para escribir algunas de las canciones más famosas como «Nine to Five» y «I Will Always Love You«, ha lanzado 41 álbumes Top Ten durante su carrera, y ha logrado 25 éxitos número 1.  Su riqueza total ronda los $500 millones de dólares.

En el noveno lugar, se encuentra la reina del Pop, Madonna. La cantidad exacta de su riqueza varia según las fuentes (van desde $500 a $800 millones de dólares). Forbes ha estimado una cifra más realista de $ 500 millones (septiembre 2013). En 2013, con su gira mundial MDNA, recaudó más de $ 300 millones de dólares, convirtiéndose en el músico con ingresos más alto de ese año, aproximadamente $ 120 millones.

Mariah Carey ocupa el octavo lugar, quien mediante la combinación de su canto y la actuación profesional la ha ayudado a aumentar su patrimonio neto a $ 520.000.000. Un puesto más arriba se encuentra Jay-Z, es el tercer artista de hip-hop en esta lista que ha ampliado sus actividades más allá de su música alcanzando su patrimonio neto de $ 560 millones.

El sexto lugar lo ocupa Celine Dion, quien se convirtió en una superestrella en la década de 1990 y, desde entonces, ha vendido más de 200 millones de álbumes en todo el mundo.  Su riqueza total se estima en $ 630 millones.

Paul David Hewson, más conocido por su nombre artístico Bono, se posiciona quinto en la lista debido a sus ganancias como líder de U2 durante los últimos treinta años. Su riqueza ronda los $ 600 y $ 700 millones de dólares.

El cuarto lugar es para Sean ‘Diddy’ Combs, una de las figuras más importantes en la aparición del rap a principios de 1990. Fundó Bad Boy Entertainment, y junto con su propio éxito como artista, logró una riqueza estimada de $ 700 millones.

Dr. Dre  tiene riqueza que se cree estimada en $ 650 millones. Fundó Beats Electronics en 2008, e hizo más de $ 600 de su venta a Apple. Además de eso, él ha estado haciendo y produciendo música por más de 20 años. Fue el responsable de la popularización de las principales estrellas como Eminem y 50 Cent, por lo que se quedó con el tercer puesto.

La riqueza calculada de Paul McCartney de cualquier medio ronda los 700 millones de dólares, mayormente gracias a las regalías de los Beatles pese a su carrera solista. Según Forbes, sacó $ 71 millones en 2014 solo, gracias a su última gira mundial. Cuando se volvió a casar en 2011, su fortuna se incrementó en aproximadamente un tercio debido a la fortuna de su nueva esposa Nancy Shevell, que es dueño de una participación de alrededor de $ 200 millones en empresa de transporte New England Motor Freight. Pese a esto, todavía no es un multimillonario.

El primer puesto lo ocupa Andrew Lloyd Webber, el compositor y productor británico de teatro que tiene un patrimonio neto de $ 1,2 mil millones. Empezó a tocar instrumentos musicales a temprana edad: tenía tres años cuando comenzó a tocar el piano. Desde que comenzó a componer en la década de 1960, ha escrito la música más reconocible en Broadway, con su mayor éxito: El fantasma de la Ópera, una producción que ha sido puesta en escena en Broadway más de 10.000 veces.

 

 

Un pensamiento en “Los 10 músicos más ricos de todos los tiempos”

  1. Descreo bastante de los números que publican, solamente en el caso del ex beatle ya en el año 1980 tan solo por regalías de autor obtenía u$s 52 mil por día.Sin sumar lo obtenido por giras y venta de albumes. O sea.

Los comentarios están cerrados.