FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

“Billy fue un gran padre. Su verdadera pasión fueron los negocios y la hermandad entre nosotros fue su mejor herencia’”, dice Victoire Reynal desde San Francisco.

Imagen siguiente
Billy Reynal, la historia de un emprendedor serial
 

Deja un comentario