FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

30/07/2020

Aumenta el uso de la electricidad para calefacción

La oferta de equipos de calefacción eléctricos subió un 24% en tres años mientras que los de gas cayeron un 67%. La eficiencia energética.
Los equipos eléctricos representan el 74% de los productos ofrecidos.

En 3 años, la oferta de equipos de calefacción a gas en las principales casas de electrodomésticos cayó un 67%, mientras que los que usan electricidad para calefaccionar crecieron un 24% en ese mismo lapso.

Según un trabajo de Wabee Smart Energy, los equipos eléctricos representan el 74% de los productos ofrecidos. En 2017 la oferta era del 50%.

Sin embargo, el 88% de los productos para calefacción no informa sobre su eficiencia energética o son de muy alto consumo.

Este trabajo señala que «el 54% de los equipos que ofrecen eficiencia energética A en la modalidad frío explicitan que el nivel de consumo en la modalidad calor es mayor, cayendo a las categorías B y C de la misma escala».

Este vuelco de los consumidores a los equipos eléctricos de calefacción en reemplazo de los de gas es un fenómeno que se da a nivel mundial.

Es por este aumento que hay cada vez más equipos de aire acondicionado frío/calor que alcanzan la eficiencia energética A y B.

Los aire acondicionados split frío/calor representan el 20% de la oferta de equipos eléctricos. El 70% de estos equipos informan su eficiencia energética en ambas modalidades y sólo el 17% cumple con las normas para ser calificado como A en eficiencia tanto en el modo frío como en calor.

“Cambiar un equipo a gas por un aire acondicionado frío-calor no es sinónimo de ahorro o mayor sustentabilidad. Sucede que el 54% de los equipos que ofrecen eficiencia energética A en la modalidad frío explicitan que el nivel de consumo en la modalidad calor es mayor, cayendo a las categorías B y C de la misma escala”, explica Claudio Figuerola, CEO de Wabee Smart Energy.

“Las personas deben tener presente que, más allá de que se mantengan las tarifas, el confinamiento sanitario al que estamos expuestos la mayoría de los argentinos puede motivar a que se incrementa de forma notable el consumo de calefacción en un invierno como este, con lo cual los importes de las facturas de luz podrían aumentar, más si el reemplazo de sistemas de calefacción hecho en estos años migró hacia dispositivos con fuentes de energía eléctrica que no cumplen con parámetros de eficiencia”, afirma Figuerola.

Este cambio en los hábitos de consumo de equipos de calefacción, pasar del gas a la electricidad, influye mucho las altas tarifas del gas frente a las de electricidad.

Hasta hace poco la matriz energética argentina se basaba en el bajo costo del gas tanto para calefacción, como para automotores (en especial los taxis), equipamiento para el hogar (cocinas, termotanques o calefones) o para el funcionamiento de las plantas de energía eléctrica.

El riesgo del uso intensivo de aparatos eléctricos es que eleva el consumo y los costos por el servicio y que, además, se inutiliza el equipo por los cortes de luz.

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario