FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

04/08/2020

Entidades empresarias apoyaron el canje de deuda

Diversas cámaras de distintos sectores se mostraron muy conformes con el acuerdo entre el gobierno y los acreedores.
La CAC, que dirige Jorge Luis Di Fiori, como otras entidades empresarias, expresó su beneplácito por el acuerdo entre el gobierno y los acreedores.

Varias entidades que reúnen a empresarios de distintos sectores celebraron el acuerdo alcanzado entre el gobierno nacional y los principales acreedores de la deuda externa por u$s 63.000 millones.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) indicó que este arreglo permite «avanzar» en el canje de los bonos bajo legislación extranjera «sin que ello haya requerido cambios sustanciales respecto a la propuesta previa efectuada por nuestro país».

En su comunicado, la CAC recuerda que apoyó la oferta oficial, «al entender que implicaba un adecuado equilibrio entre las legítimas aspiraciones de cobro por parte de los acreedores y las reales posibilidades de pago por parte del Estado Nacional. Hoy la entidad ratifica ese acompañamiento y se congratula de la buena aceptación que el ofrecimiento tuvo», señaló en un informe.

La entidad afirmó que el acuerdo ayudará a la macroeconomía local y «dotará de mayor solvencia al fisco y permitirá que las empresas argentinas accedan a más y mejor financiamiento, favoreciendo así la inversión y la generación de empleo genuino».

El Comité Ejecutivo de Unión Industrial Argentina (UIA), que se reunió esta tarde, también «celebró el acuerdo alcanzado por el Estado Nacional y los acreedores privados».

La entidad industrial afirmó en un comunicado que a partir de este arreglo «será fundamental promover los consensos básicos para una agenda macroeconómica y de política productiva que se consolide en el tiempo. De esta manera, se podrá construir una perspectiva de largo plazo que compatibilice el crecimiento económico, la creación de empleo y la generación de divisas –que brinde sustentabilidad fiscal y externa–».

También la Asociación Empresaria Argentina (AEA) mostró su «gran satisfacción» y felicitó al Gobierno «por haber concluido la muy compleja negociación con los acreedores externos».

«Esta decisión contribuirá a que las empresas puedan cumplir su papel en el proceso de recuperación económica de nuestro país», agregó la entidad que reúne a los empresarios más importantes del país.

«Desde la AEA destacamos que esta es una oportunidad para avanzar en el diálogo entre los diferentes sectores de la sociedad, de modo de arribar a consensos básicos para un desarrollo económico y social sostenible», indicó la entidad en un comunicado. 

Por su parte, la CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa) destacó que el gobierno nacional «ha dado un paso fundamental (…) para brindar un marco de certidumbre y previsibilidad que permita enfocarse de lleno en la agenda de la recuperación productiva de nuestro país».

La entidad se reunió hace pocos días con el presidente Alberto Fernández, quien le dijo a los directos de esta cámara que las PyMEs «son sus principales aliadas».

«Por eso, el acuerdo era esencial para poder empezar un proceso de recuperación económica que de previsibilidad a los inversores. Permitirá avanzar también con el FMI, para que Argentina pueda acceder a créditos internacionales y a una baja del costo de financiamiento externo, que van a repercutir favorablemente en toda la economía, con un plazo de pago acorde a lo que el país puede pagar», señaló CAME en un comunicado.

Según la entidad, tras el acuerdo «el próximo paso es la reactivación productiva, en ese sentido, una carga impositiva diferencial por regiones para incentivar al interior profundo podría ser la clave, porque tiene ciertas ventajas contra el covid-19 respecto a las grandes ciudades».

La cámara que reúne a las empresas líderes de la Economía del Conocimiento, Argencon, advirtió que «uno de los pilares fundamentales para la reactivación de nuestro aparato productivo es el acceso normal a los mercados internacionales de crédito. Por ello, celebramos la noticia del acuerdo alcanzado por nuestro Gobierno con los principales acreedores de nuestro país».

Calificó al acuerdo como «necesario» en la coyuntura actual de pandemia y recesión y señaló que «representa un paso indispensable para eliminar parte de la incertidumbre en nuestro contexto macroeconómico, objetivo directamente relacionado con la normal integración de nuestro país a los mercados globales». 

En un comunicado, el Foro de Convergencia Empresarial (FCE) felicitó al Gobierno por el acuerdo y señaló su satisfacción por «el acuerdo alcanzado con los grupos de bonistas por la deuda argentina bajo legislación extranjera, un paso imprescindible para mejorar el escenario de financiamiento e iniciar el camino de la recuperación sostenida de la economía».

Además de destacar es esfuerzo de las autoridades por el logro, el FCE subrayó que «la etapa que se inicia deberá contar el diálogo de todos los sectores para desarrollar expectativas y recuperar la confianza».

«Fomentar la creación de empleo de calidad, crear condiciones para la inversión privada y alcanzar equilibrios en las cuentas nacionales son parte de los desafíos que requerirán la coordinación y cooperación del sector público y empresarial», indicó la entidad.

La Federación de Comercio e Industria (FECOBA) indicó que este acuerdo «crea un marco de certidumbre que beneficiará al país» y destacó que los empresarios consideran que brindará una «base más sólida para iniciar la recuperación», como también facilitará el financiamiento y creará «un marco de certidumbre que beneficiará al país».

Por su lado, la Confederación General Empresaria (CGERA) expresó su confianza en que este arreglo «permitirá al Poder Ejecutivo implementar políticas para reactivar la producción y el empleo».

«El Gobierno dio un gran paso para dejar atrás la herencia y enfocarse en la agenda productiva», aseguró el titular de la entidad, Marcelo Fernández.

El presidente de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, indicó que constituye «un gran paso para la inserción internacional» del país.

«Es una buena noticia. El acuerdo es un gran paso para dar dinamismo, salir de la crisis y tener la posibilidad de inserción internacional», dijo en declaraciones radiales.

También IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina) calificó de «gran avance» al acuerdo entre los acreedores y la Argentina, ya que «esto genera un alivio de deuda pero más importante, puede ser un alivio en la economía y en las preocupaciones de todos los argentinos».

«Este avance brinda una oportunidad, otra vez, para emprender las agendas estructurales que necesitamos como argentinos discutir y avanzar hacia un desarrollo sostenible», señaló la entidad en un comunicado.

IDEA agregó que «la contribución de todos será clave en la recuperación que necesita el país y el aporte particular de las empresas es sustancial porque la Argentina, entre otros aspectos, saldrá adelante cuando todos vuelvan a producir».

El Consejo Agroindustrial Argentino también celebró el acuerdo y señaló que «se cierra un capítulo de incertidumbres y abre una posibilidad firme de dar mayor sustentabilidad a la recuperación económica del país».

En una posición menos contemplativa, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano dijo que “resultaba difícil de entender cómo una diferencia de apenas 3 centavos por dólar, luego de casi cuatro meses de negociaciones, podía impedir un acuerdo” por la deuda con los acreedores privados.

“Sin embargo, hasta horas antes del anuncio oficial, supuestos expertos vaticinaban a coro el fracaso de las negociaciones y un irremediable default. En todo caso, el acuerdo dejó expuesto el fracaso de los pronosticadores”, opinó Víctor Beker, director del CENE.

Al respecto, advierte que “resuelto el tema de la deuda con los acreedores privados, queda planteada la renegociación con el FMI. Ello exige la necesidad de explicitar el rumbo económico, delinear la salida de la cuarentena y hacer frente a la pandemia económica, como consecuencia del covid-19 y la consecuente paralización de actividades generada por la cuarentena”, señaló Beker.

Archivado en: , , , , , , , ,