Aquí, las peores anécdotas. ">

FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

18/11/2014

Las peores historias del Black Friday

La inauguración de la temporada de compras convierte a los norteamericanos en cualquier cosa, menos en seres sociales. Aquí, las peores anécdotas.

El Black Friday es, sin duda, el día más importante de compras de todo el año para los norteamericanos, seguido por el Cyber Monday que, en su tierra de origen, se celebra al lunes siguientes del Black Friday, además de contar con descuentos de verdad.

El Black Friday es en persona, por lo cual se convierte en una fuente de temor para la mayoría de los trabajadores minoristas. El viernes, durante el fin de semana de Acción de Gracias es el inicio oficial de la temporada de compras navideñas, y la mayoría de los minoristas tienen la posibilidad de concretar grandes ventas de personas que probablemente no se acerquen el resto del año.

Pero las cantidades son limitadas, y nada hace que la gente pierda los estribos más rápido que un artículo a mitad del precio.

Las tiendas se han acostumbrado a abrir sus puertas en horarios ridículos y ya es normal que a las 4 de la mañana ingresen las hordas de personas que pasaron la noche fuera del local, con frío, pasados de cafeína y cansados. Un cocktail que suma a las garantizadas ofertas, unas garantizadas cuotas de violencia.

Para que sepas lo bajo que puede caer el ser humano frente a una oferta, aquí están las 11 historias de terror del Black Friday.

Archivado en: , , ,

 

 

7 pensamientos en “Las peores historias del Black Friday”

  1. Simplemente somos antropoides que no nos hemos bajado todavía del arbolito y para peor teniendo al alcance armas y medios capaz de reducir el planeta a escombros por un sentido de propiedad y territorialidad que heredamos de reptiles.
    Y esto no es que suceda en Afganistán, una perdida isla del pacífico o en el desierto de Kalahari.
    Y esta gente tiene el «boton rojo» o el del joystick de un Predator para decidir quien vive y muere en algun lejano lugar del planeta, mientras consume pizza y unas cervezas en Nevada.

  2. Digo yo…se ocupan de lo que hacen en otros países…que solo concierne a ellos. Acá en Argenzuela saquean supermercados, y? Los precios por las nubes …Y???? gente q no tiene ni labro ni para comer…Y??? PAIS VAGO E IGNORANTE ………….

  3. NO HAY LABURO (quise decir en mi comentario anterior). GOBIERNAN LOS CHORROS…que opina «Fortuna» de la CONDUCTA ARGENTINA QUE ES LA QUE NOS DEBERIA PREOCUPAR????????

  4. Martín:
    Y eso no es nada, el Pentágono llegó al absurdo de instrumentar el otorgamiento de medallas a los pilotos de drones, habrá sido por actos tan «arriesgados y valerosos»?
    Al final era tal bochorno que eso esta momentáneamente en suspenso.

  5. Cricri:
    Coincido en algunas cosas, desde los gobiernos Municipales, Provinciales y Nacionales se ha creado un sistema de clientela parásita y embrutecida poco afecta a la cultura del trabajo que es «funcional» a la trampera de la urna.
    Se premia la obsecuencia, no el esfuerzo, la constancia o la capacidad crítica.
    Ahora con el «no hay laburo», a la hora de buscar personal doméstico lo único que conseguís son extranjeras, en gran mayoría paraguayas. Argentinas es muy raro, quizás por los planes «rascarse».
    En las obras de construcción en su gran mayoría pasa lo mismo, en el conurbano en las quintas son los bolivianos los que se desloman al sol.
    Hay todo una retroalimentación del sistema en esto, de arriba te muestran que ser evasor es requisito «sine qua non» para llegar, y luego se asombran de las tasas de violencia.
    Que tal el mensaje que baja un funcionario que por una afección no va a un hospital público?, si estuviera obligado se preocuparía por su excelencia.
    Es todo un circuito realmente perverso.

Los comentarios están cerrados.