FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Impuestos

18/02/2020

La AFIP investigará los cambios de residencia fiscal

Por Mario Rodríguez Muñoz* / Mercedes Marcó del Pont, titular del ente recaudador, puso en la mira a 17 grandes contribuyentes que se mudaron a Uruguay y Paraguay.
Mercedes Marcó del Pont, titular del ente recaudador, se mostró preocupada por la cantidad de contribuyentes que pidieron cambio de residencia fiscal.

La AFIP decidió investigar a 17 contribuyentes de Argentina que decidieron cambiar su domicilio fiscal y radicarse en Uruguay y Paraguay. Según indicó la titular del organismo recaudador, Mercedes Marcó del Pont, ya se está llevando a cabo un «trabajo de fiscalización muy fuerte» para determinar si estas personas cumplen las condiciones para hacer este cambio.

La funcionaria habló de 17 personas que hicieron este trámite el año pasado, que serían grandes contribuyentes, en comparación a los tres que se hacía por año. De cualquier manera, el tributarista César Litvin señaló a www.fortuna.perfil.com que el número de personas que intenta cambiar el domicilio fiscal podría ser mayor.

Litvin indicó que, según la Ley de Impuesto a las Ganancias, «hay una serie de requisitos que se deben cumplir. Con la pérdida de la residencia se obtiene la ventaja de que el patrimonio en el exterior no tributa en la Argentina».

Entre las condiciones, Litvin destacó que «la mudanza se debe hacer en serio» y mencionó que debe incluirse el «centro de intereses vitales», es decir, que el traslado debe incluir a la familia, la vida social y laboral: no tener actividades personales en la Argentina.

O sea, «hay que irse en serio», indica el tributarista, ya que tener residencia fiscal en otro país sin cumplir con las condiciones que impone la AFIP puede provocar «la peor situación: la doble residencia».

En su página web, la AFIP explica que «las personas humanas que revistan la condición de residentes en el país, la perderán cuando adquieran la condición de residentes permanentes en un Estado extranjero, según las disposiciones que rijan en el mismo en materia de migraciones o cuando, no habiéndose producido esa adquisición con anterioridad, permanezcan en forma continuada en el exterior durante un período de doce (12) meses, caso en el que las presencias temporales en el país que se ajusten a los plazos y condiciones que al respecto establezca la reglamentación no interrumpirán la continuidad de la permanencia».

En declaraciones a Radio Con Vos, Marcó del Pont dijo: «Advertimos que el año pasado aumentó enormemente la cantidad de personas que hicieron cambio de domicilio (fiscal) y los estamos evaluando, porque hay parámetros e indicadores para ver si eso tiene un objetivo genuino o no».

Llaman la atención dos cosas: por un lado, la AFIP sólo puede investigar si la persona cumple con las condiciones para cambiar de residencial fiscal, no puede meterse con el objetivo que tiene el contribuyente para hacerlo.

Por otro, si bien se estima que son más de 17 los que hicieron este trámite el año pasado, no es un número demasiado alto. Más si se tiene en cuenta que el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle, busca flexibilizar las condiciones para que puedan tener residencia fiscal en su país unos 100.000 argentinos de alto poder adquisitivo en los próximos cinco años.

*Editor jefe de revista Fortuna y editor de www.fortuna.perfil.com

Archivado en: , , , , , , ,