FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Impuestos

12/05/2020

Nuevos beneficios de la AFIP para las grandes empresas

Además de pagar una parte de los salarios, el Gobierno decidió flexibilizar algunas cargas impositivas por la crisis en compañías grandes y medianas.
Mercedes Marco del Pont titular la AFIP, que este mes tuvo un récord de recaudación en 2020.

Si bien el gobierno comenzó con las PyMEs, los beneficios ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus están incluyendo cada vez más a las medianas y grandes empresas. En este sentido, la administración de Alberto Fernández abrió varios frentes: por un lado, está el programa ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), por el que el Estado se hace cargo de una parte de los salarios de los trabajadores de estas empresas y que extendió un mes más. Y, por otro, está en análisis la flexibilización de algunos impuestos que podría ser anunciada esta semana.

Ver también: El Estado pagará la mitad de los sueldos privados también en mayo

La idea del Gobierno es que no se pierdan puestos de trabajo y que las empresas no terminen bajando la cortina por las fuertes caídas de las ventas o porque directamente en estos más de 50 días de cuarentena no pudieron producir nada. O sea, tuvieron cero facturación.

Entre los beneficios fiscales dirigidos a medianas y grandes empresas que analiza la AFIP (dirigida por Mercedes Marcó del Pont) y que ya habían sido reclamados por las cámaras de distintos sectores afectados, figura una ampliación de las facilidades para pagar algunos impuestos y las deudas por los aporte patronales.

La idea es que de los planes que ya existen se podrían ampliar hasta seis. Actualmente hay tres en vigencia con beneficios fiscales para medianas y grandes empresas. Las PyMEs, que fue el primer sector que tuvo apoyo oficial ya que son las que en conjunto crean la mayor cantidad de puestos de trabajo, cuentan con 10 planes que las benefician que, según la AFIP, brindan todas las soluciones posibles y que no alcanzaron un punto de saturación.

Para las grandes empresas se ofrecen beneficios que van desde un anticipo del 25% de la deuda y luego tres cuotas, hasta la no aplicación del Siper (Sistema de Perfil de Riesgo). La AFIP explica que se trata de «un sistema informático de calificación que realiza procesos de evaluación mensuales sobre el cumplimiento de los deberes formales y materiales de los ciudadanos. El sistema identificará su comportamiento fiscal y le asignará una categoría concediendo o limitando los beneficios vinculados con la recaudación, devolución y/o transferencias de impuestos y recursos de la seguridad social, según el caso de que se trate. Este sistema favorecerá la transparencia y además reflejará de manera precisa y rápida el comportamiento fiscal de los ciudadanos con el fin de establecer procedimientos diferenciales según cada perfil».

También, en los planes de beneficios se puede incluir el IVA diferido en las deudas y se permitirá una prórroga en la presentación de pago de ganancias que se extenderá hasta fines de mayo.

Todos estos nuevos beneficios para medianas y grandes empresas, a lo que se suma los acuerdos con los sindicatos para rebajar temporalmente los salarios por la crisis, serán anunciados en los próximos días.

Archivado en: , , ,