FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

19/05/2020

Dónde invertir en plena pandemia y posible default

Por Mario Rodríguez Muñoz / Cuáles son los mejores activos para un inversor conservador, uno que acepte un riesgo mediano y para otro más agresivo.
En medio de la pandemia por el coronavirus y a días de un posible default, no son muchas las alternativas de inversión.

Es difícil para los inversores, en especial para los que tienen una alta aversión al riesgo, ya que hay pocas posibilidades que den rentabilidad, que sean seguras y le ganen a la inflación o al dólar. Esto se da fundamentalmente por dos razones: el escenario de pandemia por coronavirus con su consecuente impacto negativo en la economía y por la posibilidad de que la Argentina entre en un proceso de default.

Hecha esta salvedad. Aquí van algunas recomendaciones de dónde se puede invertir según un perfil conservador, otro de mediana aceptación del riesgo y otro más agresivo.

Alejandro Bianchi, fundador de asesordeinversiones.com, destaca las dificultades de un inversor conservador para encontrar un activo a su medida a pocos días de un posible default. «Hay una gran cantidad de bonos de renta fija, en las que un inversor presta un capital a cambio de un interés. Pero estos valores son muy bajos y representan un riesgo altísimo justamente por la posibilidad de un default. Si está dispuesto a asumir algún riesgo, están las acciones, que tienen mayor volatilidad que un bono y no tiene la misma estabilidad», aclara.

Indica que, si el ahorrista busca invertir en pesos, conviene ir al dólar o a stablecoins (monedas virtuales que, a diferencia del bitcoin y otras, tienen respaldo de entidades bancarias o empresas, por lo que son más seguras que las criptomonedas). «Estas monedas virtuales tienen mayor transferibilidad si movés dinero al exterior u otros títulos» explica Bianchi.

Para José Ignacio Bano, gerente de Research de invertirOnline, un portfolio conservador tiene que pensar «mayoritariamente en dólares. Sin embargo, en medio del canje de deuda local en dólares y negociación de deuda con ley extranjera, los activos clásicos de bajo riesgo en dólares como las Letes no son una opción hoy. El menú se achica y uno debería reemplazarlo por liquidez en dólares. Así, uno puede invertir en dólares por ejemplo a través de dólar MEP o DólarIOL y tener en el portafolio un aproximado de 60% líquido en dólares esperando tener mayor claridad en el horizonte».

También se puede tener una canasta con un 20% de alternativas dolarizadas, como por ejemplo, los fondos de Latinoamérica, con suscripción y rescate en dólares. Estos fondos permiten salir del riesgo argentino ya que tienen bonos de Chile, Brasil y Estados Unidos.

«Y el 20% del resto del portafolio se podría tomar una posición a través de CEDEARS (certificados de depósitos argentinos), que son títulos que operan localmente y en pesos pero que se pueden canjear por acciones en el exterior). Dentro de los CEDEAR, una persona de perfil conservador podría elegir una empresa poco volátil, como Mc Donalds, Coca Cola o Walmart,», señala.

Los CEDEARs (Certificados de Depósito Argentinos) son certificados que pueden ser comprados o vendidos en la bolsa de Buenos Aires y que comprenden a acciones de empresas extranjeras que cotizan en los mercados globales.

En esto coincide Bianchi, aunque lo ubica como «algo moderado»: una buena opción son los CEDEARS ya que ofrecen una protección contra el dólar. Se compran en pesos, los dividendos son en moneda dura y su valor se ajusta por las cotizaciones de la bolsa de Nueva York. El tipo de cambio que se utiliza es el del contado con liquidación. Si se quiere salir, el trámite dura 48 horas.

«Hay 132 tipos de CEDEARS. De esos, 40 tienen buena liquidez. Yo me concentraría en esos papeles. Netxflix requiere un monto mínimo de $ 132.000. Para estas inversiones hay que armar un portfolio de por lo menos $ 500.000 para arriba. Con $ 450.000 podés armar un buen portfolio con acciones globales. Hay 3 o 4 CEDEARS interesantes, que incluyen acciones de McDonalds, Wallmart, Johnson y Johnson y Procter & Gamble. E incluSo a Gilead Science, la productora del medicamento Remdesivir, que podría utilizarse para el tratamiento del coronavirus», detalla Bianchi.

El oro es otra opción para los inversores moderados, por su liquidez. Ya el presidente de Irsa, Eduardo Elsztain, había hecho hincapié en que un buen resguardo de valor en épocas de pandemia eran el oro y las piedras preciosas. En esto también está de acuerdo Bano, de Invertironline, quién dio como opción conservadora un CEDEAR que tenga entre sus activos acciones de la minera Barrick Gold «por su cercanía al precio del oro que es un activo de resguardo para momentos de alta volatilidad».

Ver también: Eduardo Elsztain aconseja en qué invertir en esta crisis

Siempre hay que tener en cuenta que es muy importante diversificar la cartera.

En cuanto a los inversores de mediano riesgo, Bano advierte que «en este momento del mundo, la sensación es de bipolaridad. Los activos están amontonados en los polos. Los de mediano riesgo, moderado, están con volatilidad y nivel de riesgo inusualmente alto. Por su comportamiento, parecen más agresivos que moderados. Siendo así, el moderado alcanzará un portafolio como el que necesita jugando con las proporciones de activos más volátiles y menos volátiles».

Así, recomienda para este tipo de inversor una canasta de un 80% de activos conservadores y un 20% de activos de mayor riesgo.

«En un portafolio moderado puede haber alguna presencia en pesos. Un 10% del portafolio por ejemplo en un activo indexado por inflación como el TC21. Es una buena alternativa porque te asegurás de ganarle a la inflación», indica Bano.. 

En este escenario, los inversores más agressivos podrían tener una proporción de activos de alto riesgo en un 50% de su portafolio y el otro 50% de menor riesgo. Es decir, tener una situación de equilibrio.

Para estos ahorristas, «seguiría con posición líquida en dólares y en fondos de Latinoamérica pero no superar el 50% del portafolio entre ambos. Pero para el resto de la cartera se pueden contemplar acciones en Argentina que son una mejor alternativa que los bonos en la actualidad. Pondría un 20% en fondo de acciones argentinas y el 30% libre dedicado a CEDEARs y acciones específicas argentinas que uno decida sobreponderar en su portafolio», explica.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario