FORTUNA

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

03/06/2020

El impacto del covid-19 en el estrés de los CEOs

Por Laura Maffei* / Cómo los ejecutivos pueden atravesar la pandemia sin que el estrés complique su actividad.
La crisis por el coronavirus, y por consiguiente la cuarentena, genera un fuerte estrés entre los CEOs.

Los tiempos de Covid-19 han modificado las rutinas de trabajo del mundo entero.  Atravesó culturas, edades, dificultades de conectividad, agendas… La inexperiencia estuvo a la orden del día ya que todo fue nuevo y aquí es donde se despierta el estrés, que se desencadena cuando se cumplen cuatro condiciones, descriptas por el Centro de Investigaciones sobre el Estrés Humano, y que conforman el acrónimo C.I.N.E y significan: Pérdida de Control, Imprevisibilidad , Novedad y afectación del Ego ( o vulnerabilidad).

Un sistema de estrés crónicamente activado es muy negativo para la salud. El doctor Hans Selye, quien descubrió el sistema de estrés, decía que “el estrés en sí no es malo, todo lo contrario, lo malo es cómo se vive”.

La pandemia atravesó toda la humanidad y puso en marcha su C.I.N.E activando el sistema de estrés y, en consecuencia, la secreción de dos hormonas: el cortisol y la adrenalina. Estas hormonas se activan frente a una amenaza, sea esta real o imaginaria, para preparar el cuerpo y la mente para sobrevivir con la mejor defensa y, una vez lograda, desactiva el sistema permitiendo que ambas hormonas vuelvan a su nivel normal. 

Control: El control perdido debe restaurarse, a nivel laboral como familiar, el cerebro debe recibir la señal de que todo empieza a ordenarse. De esa manera, las hormonas de estrés comenzarán a optimizarse. Reorganizar horarios, pautar las reuniones justas y necesarias, y apuntalar con algunas comunicaciones individuales si fuera necesaria a quienes requieran tener una dosis extra de control.

Imprevisibilidad: La imprevisibilidad debe ser disminuida. No es fácil y menos en un país tan cambiante, pero tener un equipo de crisis, que permita trazar y modificar las decisiones lo más ágilmente posible es muy beneficioso

Novedad: Lo nuevo puede requerir de reuniones con cada jefe de equipo para adaptar las implementaciones, tratando de cuidar particularmente a quienes sabemos que esta característica afecta en particular para darle un mayor tiempo de adaptación.

Ego: La vulnerabilidad está a flor de piel. Armar planes B para posibles situaciones complejas podrá ayudar a mejorar la resiliencia. Así, el cerebro tendrá la sensación de que la amenaza está bajo control. Gestionando mejor las hormonas de estrés el cerebro piensa mejor para lograr la verdadera salida.

Hoy los CEOs deben tomar decisiones que implican su propia sobrevida y las de su equipo, que también está atravesado por sus propios C.I.N.Es. El liderazgo hoy es indispensable. Crear vínculos o profundizarlos es la base de toda nueva relación con el equipo que empezó a rediseñarse con esta nueva etapa. Comprender a que estresores son más sensibles, desarrollar la empatía, comprensión y humanización son tres pilares fundamentales para lograr un vínculo que dé confianza y solidez a las interacciones necesarias.

Las hormonas de estrés perturban las decisiones a tomar y afectan la atención selectiva, por lo tanto, todo lo alerta, sin dimensionarlo adecuadamente, y hace que el cerebro solo vea el “peligro”, perdiendo la mirada más amplia. Es por esto que, tener un buen control de su sistema de estrés es fundamental. Como decía Charles Darwin, “no sobrevive el más inteligente sino el que mejor se adapta”.

La reacción de estrés se contagia, se han hecho experiencias en las cuales se ha observado que, estresando a un individuo mediante un protocolo científico, otra persona cercana también aumenta sus hormonas de estrés aunque ignore totalmente la experiencia que se estaba realizando. Los vínculos se ven así atravesados por el estrés crónico de los integrantes del equipo y la familia. La empresa es el espejo de los CEOS, por lo tanto, es fundamental, nuevamente, reflexionar sobre la gestión del estrés individual del líder de la empresa.

Pensemos que la reacción de estrés apareció para cuidarnos, para que la adaptación a las condiciones de vida sea posible. Es una reacción indispensable para la supervivencia y por lo tanto genera mucha energía, la necesaria para matar un mamut si fuera necesario. Sin embargo, hoy a pesar de que se terminaron los depredadores, nuestro cerebro reacciona igual que hace millones de años; así que va a ser necesario que lo ayudemos con una buena clase de gimnasia online para gastar esa tensión. Además, cada dos o tres horas, realizar una rutina de respiración abdominal serena, calma, inspirando suavemente reteniendo el aire y expirando más lentamente; y guardar un espacio de placer. Esto ayuda a que la oxitocina, otra hormona antídoto del cortisol, se fabrique y ayude al equilibrio, así como el soporte social, los seres humanos necesitamos interactuar entre nosotros, esto también desencadena la secreción de oxitocina. El estrés crónico aísla, hay que lograr la interacción con la familia, los amigos así sean mediante una plataforma, pero no perder los vínculos

Lograr ver en cada crisis una oportunidad forma parte importante de la construcción de la resiliencia o flexibilidad que permitirá salir adelante para enfrentar el post covid.

*Doctora especialista en endocrinología clínica

Archivado en: , ,